SOCIOLOGIA Y CIENCIAS POLITICAS.

Loading...

sábado, 18 de agosto de 2012

LOS CONFLICTOS SOCIALES: VISTO POR FUERA. ¿PORQUE EXPLOTAN?. Y CUANDO INTERVIENE EL GOBIERNO. ¿ HAY RESULTADOS?.

&&&&&

Perú y América latina en su conjunto, unos países con mayor experiencia que otros, con políticas más abiertas, participativas y democráticas, intentan dar una respuesta, una salida alturada, viable, respetable a los acontecimientos sociales, políticos, culturales y ambientales, presentes hoy en todo el continente. Acontecimientos generados en escenarios locales-regionales-nacionales de las clases y lucha de clases, hoy Movimientos Sociales anti-globalización, es decir, los Conflictos Sociales. Una nueva mirada profunda, democrática por todo América latina, nos encontramos que el problema principal originado y resultado del elevado crecimiento macro-económico, es precisamente la lucha de los pueblos y comunidades en defensa y protección de la diversidad de sus recursos naturales, agua, tierras de cultivo, biodiversidad y principalmente sus conocimientos ancestrales, considerados hoy en la nueva estrategia global del capitalismo como parte de la solución de su crisis estructural, multidimensional. 

Los gobiernos actuales, en el escenario de las diversas prácticas políticas de la democracia – desde la liberal representativa, el eje México, Colombia, Perú, Paraguay y Chile; desde la democracia de ciudadanos, “moderna” y descentralizada como Costa Rica, Brasil, Argentina, Uruguay o desde el eje “popular”, participativo, anti-imperio Venezuela, Nicaragua, Ecuador, Bolivia y otras democracias ubicadas alrededor de los tres ejes – Unos más que otros NO tienen la experiencia política, otros no tienen políticas de Estado, otros tienen mayor participación de los nuevos actores sociales en políticas de gobierno y otros por la debilidad de los políticos, la “enfermedad” y corrupción de los partidos políticos, NO tienen políticas participativas, comunicativas, democráticas, políticas inter-culturales, y por ello al “final” simplemente recurren con facilidad a una seudo gobernabilidad construida, diseñada y fuertemente sostenida por los grupos económicos de poder interno, dependientes y al servicio de los poderes fácticos globales: las corporaciones transnacionales, y terminan primero suspendiendo las Garantías Constitucionales y después muy fácilmente logran criminalizar el movimiento. Y los resultados son salvajes y brutales en tiempos de Democracia

Brevemente, obviando con seguridad aspectos y características económicas, sociales, políticas, culturales, ambientales e institucionales importantes y significativas hoy en la realidad nacional de América Latina, consideramos por encima de todos los errores, olvidos y “medias” verdades que este es el escenario múltiple – en su extensa y profunda heterogeneidad social, entre riqueza de una élite, grupos medios emergentes y pobreza, extrema pobreza y desigualdad económico social de la inmensa mayoría nacional – complejo en su – extraordinaria, rica y potente diversidad cultural – y diferente e histórica desigualdad geográfico-territorial – entre el centro y periferia; entre la capital y las provincias, Aún permanecen fuertes lazos tradicionales e históricos del “viejo” y caduco centralismo.
/////


Dr. Pablo Raúl Fernández Llerena. Ciudadano y Líder “Generación 68”, crítico permanente de la globalización neoliberal, la economía del desastre, del capitalismo salvaje. La era de la transnacionalización de los monopolios imperialistas, la triple crisis estructural global y el nuevo proceso de acumulación mundial del capitalismo, (escenario global multipolarizado) constituye el escenario y epicentro territorial de los Conflictos Sociales.
*****

LOS CONFLICTOS SOCIALES:
VISTO POR FUERA. ¿PORQUE EXPLOTAN?. Y CUANDO 
INTERVIENE EL GOBIERNO. ¿ HAY RESULTADOS?.
*****

Pablo Raúl Fernández Llerena.
Sociólogo. Politólogo.
“No estoy de acuerdo con tus ideas, pero defiendo tu sagrado derecho a expresarlas”.
***
Llegará el día, día tan importante en nuestro calendario nacional-mundial, para decirles la verdad, y nada más que la verdad, a nuestros pueblos originarios, comunidades históricas, trabajadores explotados, migrantes, mujeres, desempleados, juventud – sin derecho al futuro - y ciudadanos en general, sobre: ¿Cuál es el verdadero origen de los conflictos sociales en tiempos de la globalización neoliberal y crisis “final” del modelo financiero-especulativo?.

Tenemos presente que uno de los orígenes, es el nuevo proceso de acumulación mundial del capitalismo, el capitalismo por despojo, saqueo y pillaje, de la diversidad de nuestros recursos naturales, la biodiversidad y nuestros conocimientos ancestrales, la falta y/o ausencia de Políticas de Estado ( políticas de consenso, diálogo y concertación de todos los actores centrales). Pobreza, extrema pobreza, desempleo, informalidad, corrupción, violencia, inseguridad, es decir, la histórica desigualdad económico-social. Sumar a todo ello la crisis de confianza, credibilidad y legitimidad en la Democracia. Complejidad que abona como acicate  y eficiente mecanismo en generar violencia y autoritarismo a favor de una elite minoritaria, oligárquico, empresarial exportadora. La Democracia es sorda y ciega ante la inmensa mayoría nacional.

Las transnacionales ante la incapacidad del Estado, la inoperancia de la democracia, la crisis de la política,  la corrupción y crisis final de los partidos políticos, la descomposición moral de los políticos, así como  el uso y abuso de la “seudo” gobernabilidad – como política de garantía, viabilidad y seguridad a favor de las inversiones de las corporaciones transnacionales – en las coyunturas de tensión local, turbulencia regional y polarización nacional, social y política – clases y lucha de clases - . Los pueblos originarios y las comunidades históricas, responden en defensa de sus derechos y protección de sus territorios – riqueza cultural – su biodiversidad, materias primas y en especial la defensa de sus conocimientos ancestrales, base y columna vertebral de la cultura popular universal. Este es el escenario de escenarios de las clases y la lucha de clases, hoy territorio principal de los Conflictos Sociales: Los Nuevos Movimientos Sociales Anti-globalización neoliberal.


Por lo general, en todos los Movimientos Sociales, locales, regionales - Los Conflictos Sociales - siempre ha estado presidido por nuestra Bandera Nacional, con el mayor respeto y protección de los participantes.
*****
1.- Los conflictos sociales y la maraña de acusaciones y falsificaciones.
Acusaciones sobre los protagonistas y actores sociales de los nuevos movimientos sociales en tiempos de la triple crisis mundial estructural del sistema capitalista – hoy poli-crisis - y destrucción de la propia democracia por los mismos responsables de la crisis, - banqueros, empresarios, corporaciones, inversionistas y políticos fracasados – es muy común hoy en todo Europa  y la respuesta a esta complejidad y turbulencia en América Latina. Cuidado que estamos ingresando peligrosamente al escenario de la “bancocracia”, la misma que está destruyendo dentro de la crisis el Modelo Social Europeo.

Los Conflictos Sociales, están presentes en América Latina y han “llegado” para quedarse por mucho tiempo, mientras dure el modelo histórico, tradicional extractivo exportador de nuestras materias primas, son “volcanes” económico-sociales – unos ya estallaron y otros a punto de estallar – y cuando estos “volcanes” estallan en todos los territorios de América latina – Argentina, Chile, Bolivia, Uruguay, Paraguay, Brasil, Ecuador, Colombia, Venezuela -. En la mayoría de países la respuesta de los gobiernos, es la misma: por ausencia de Políticas de Estado, son señalados como opositores a la inversión, manipulados por los políticos de la oposición y los comunistas reciclados.

Pero en el Perú, en nuestro país es un verdadero “desastre político”. Estalla el conflicto social, en las Comunidades Históricas agrarias andinas y/o en los territorios de los Pueblos Originarios, en las Regiones más pobres, increíble paradoja – pero en territorios “multimillonarios”- y como primera respuesta desde el gobierno de turno, aparecen un conjunto de acusaciones que hemos escuchado en los últimos cinco años, en especial durante el gobierno del Presidente García, representan el uso y abuso de la anti-política verdaderos insultos, como ciudadanos de “segunda y de “tercera” categoría, como “perros del hortelano” anti-sistemas, anti-democráticos, anti-mineros, ONGs ambientalistas, manipulados por curas rojos, comunistas reciclados, hasta terroristas y hoy muy “ligeros”, etiquetados como “anti-mineros”.  Al final, producto de su impotencia política, su incapacidad de respuesta frente a una complejidad local o  turbulencia cultural-ambiental y en extrema presión de los núcleos duros de la derecha conservadora – la “dictadura de los medios de comunicación”, el gobierno, “muy fácilmente” como si fuera “su mejor política”, declara la suspensión de Garantías Constitucionales y criminaliza el movimiento social, la protesta: El conflicto social.

Todo ello fue política de gobierno, - y ha sido en el primer año del gobierno actual, donde se presentó acusaciones sin pruebas, insultos, radicales, anti-mineros por parte de funcionarios absolutamente desubicados políticamente, y en especial acompañados por “brillantes analistas de derecha y periodistas al servicio del sistema – pero en general esta forma del uso de la anti-política,  sigue siendo la misma, y el mejor testimonio es que por ejemplo, los “conflictos emblemáticos” aún se sigue esperando, solución.

Pero todo este conjunto de prácticas anti-políticas cotidianas, insultos, persecuciones, cárceles, muertes, - aquí se mata y como  son ciudadanos humildes, ciudadanos de a pie, valientes defensores de sus pueblos, al final, no hay responsables, así de simple -, resumen el fracaso absoluto de la “política” gubernamental en relación con los conflictos sociales. Obviamente, en la práctica es producto de la incapacidad Política de la Democracia – ausencia de partidos políticos, crisis ideológica y política, corrupción en la política, así como falsa representación social, política, cultural, no institucionalización de la rendición de cuentas, como uno de los mecanismos de transparencia democrática, falta de oposición política organizada, etc. – y general es también propio  del  modelo económico vigente – el modelo del capitalismo financiero-especulativo en crisis – globalización neoliberal, economía de casino, capitalismo salvaje o capitalismo del desastre –  su oscuridad y mediocridad no le ha permitido construir una respuesta viable, oportuna, creíble, democrática, sobre el conjunto de reclamos, protestas, reclamaciones, nuevas plataformas de reivindicaciones y derechos de los pueblos y comunidades depositarios de una extraordinaria riqueza ancestral – cultura e identidad local, patrimonio histórico, conocimientos ancestrales – la diversidad de recursos naturales, biodiversidad, pero, también, ¡oh, paradoja! Es territorio geográfico local, comunitario, visible y olvidado, pero activo y dinámico como realidad histórica, el ser depositarios de la más profunda y extensa pobreza y desigualdad económico-social.

Contradicción histórica que está presente en la extensa y profunda heterogeneidad social, - riqueza extrema de una elite, oligárquico-exportadora, una “clase media” emergente y pobreza, hambre, miseria, profunda y extensa desigualdad social histórica -, nuestra extraordinaria diversidad cultural – uno de los ocho países mega-diversos del mundo, nuestra cultura local emergente junto a nuestra rica, diversa y reconocida identidad cultural colectiva,  nuestra reconocida y calificada gastronomía local, regional, nacional; la música, danzas, canciones, costumbres, tradiciones, cuentos, leyendas, partes de un reconocido y extraordinario capital cultural – y finalmente  la extensa y profunda desigualdad geográfico-territorial – que marcan la extrema exclusión social, - educación, asistencia en salud, agua, luz, servicios públicos, seguridad – así como la evidente marginación política, producto de la pésima representación social, política y cultural, es decir, tener la certidumbre del olvido histórico del Estado, en los pueblos originarios y comunidades históricas del Perú Profundo..

La democracia liberal representativa, está plena y absolutamente convencida, sus líderes, dirigentes, caudillos y operadores, - respaldado en general por las instituciones de las clases dominantes y los poderes fácticos globales - que todo el conjunto muy variado y diverso, “sabiamente” califican, evalúan, opinan, analizan y “gritan” en sus poderosos medios de comunicación – en especial la TV - que los conflictos sociales son “obra” de los enemigos de la inversión, del crecimiento, del trabajo, del progreso, de los anti-mineros y del propio desarrollo del país. Para eso los gobiernos de turno, incapaces de dar una solución, cuentan con el “apoyo” de un “enemigo” transformado en “amigo” de oportunidad, un falsificador de la realidad, el poder fáctico de los grandes medios de comunicación – las corporaciones de los mass-media, que hoy ejercen una verdadera dictadura en tiempos de democracia -. Su propuesta política es inversión, y más inversión, facilidades completas al gran capital, trabajo en condiciones deprimentes, - no interesa si hay derechos laborales y sociales, lo central es que dan trabajo - crecimiento en números, garantizar la “gobernabilidad” de la democracia, etc. Es decir, políticas de viabilidad, seguridad y garantía para sus inversiones que dan trabajo, crecimiento y asegurar la gobernabilidad nacional de las clases dominantes y de las corporaciones transnacionales.

Jamás el gobierno de turno ofrece a los pueblos en protesta, una respuesta valedera, viable, oportuna; todo lo etiqueta, en el Dialogo, Mesas de concertación, de duración eterna y no una salida política concreta, que alimente y enriquezca el propio mecanismo democrático del Diálogo. Para nosotros el Diálogo, democrático, horizontal, con alternativas y propuestas concretas, la participación – sin restricción alguna – de todos los actores locales, regionales: Estado, empresas, Sociedad Civil - forjando políticas de consenso local y concertación nacional, en el centro de una política salvaje, neoliberal, es el mecanismo democrático más dinámico, eficiente, creativo y respetable para construir el camino hacia una solución alturada, respetable sobre los conflictos sociales en general. En el Diálogo desde su inicio, comenzamos explicando, qué significa hoy una inversión del gran capital en los territorios locales – concepto multidimensional, básicamente cultural – sobre la diversidad de los recursos naturales, la biodiversidad, la crisis hídrica, qué es una cabecera de cuenca, – el agua como Derecho Humano – el problema de la reconcentración agraria – estamos o no frente al retorno del “latifundio” moderno - así como profundizar la explicación democrática, alturada, respetuosa,  sobre el complejo problema de los conocimientos ancestrales, su cultura, su identidad social y cultural, etc.

Señores de la “CONFIEP” – el poderoso mercado empresarial – Señores políticos, gobierno de turno, de ayer o de hoy, tengan presente la OPINIÓN de nuestro pueblo, bienvenida la inversión, pero con empresas responsables, con Estudio del Impacto Ambiental, ( mejor aún si es participativo, comunitario) aprobado y realizado por instituciones respetables y de ejercicio profesional que genere confianza (tengan presente que la confianza personal, social e institucional, en nuestro país, está “por los suelos”) y seguridad en la población, aplicación democrática de la Ley de Consulta Previa – y su  reglamento se aplica o duerme el sueño eterno –  . Hoy en la coyuntura entre el consenso y la violencia, es importante trabajar conjuntamente por la Ley del Ordenamiento Territorial, “como paso previo e ineludible para formular, concertar e implementar proyectos y programas de desarrollo que respondan a nuestra diversidad social, económica, cultural e institucional”.

Es importante en este contexto, nuestra opinión sobre la Licencia Social,  tener una mirada diferente sobre el “peso” e importancia que hoy tiene lo local, comunal en la economía regional-nacional, sobre todo cuando existe un poderoso movimiento cultural local-global, el llamado “Desenclave Cultural”, hoy en el mundo miles y miles de culturas locales, e identidades culturales colectivas, están librando una gigantesca y desigual lucha – por estatura y brutal diferencia con el opositor –, verdaderos defensores e impulsores a nivel local-mundial de la cultura de su pueblo, su comunidad, su Nación, verdadera – y única resistencia – frente a la globalización o imperialismo cultural, en este contexto, es sin duda alguna, la más importante de las licencias, es lograr la aceptación para operar la empresa, por parte de las comunidades y pueblos, es establecer empatías y sinergias que permitirán la sobre vivencia y progreso de la empresa. 

La Licencia Social no está escrita en papel alguno, no es un documento, ni la concede institución exclusiva; sin embargo, es el permiso de operación más valioso que una empresa pudiera alcanzar de los pueblos y comunidades (agrarias, ganaderas, artesanales, pastoras, etc.)  Además que respeten las condiciones sociales y laborales de los trabajadores, - no es tan simple y fácil, vienen nos dan trabajo y punto, no interesan las condiciones, ese trabajo negrero, de los “nuevos esclavos asalariados”, debe terminar para siempre -, las empresas y corporaciones deben  pagar los impuestos y tributos de ley. Así, como se retribuyan significativamente a favor de las comunidades donde está la inversión por el “daño ecológico-ambiental”, que siempre se presenta.



La gran contradicción. Territorios  "multimillonarios" que guardan ahora e históricamente una extraordinaria riqueza cultural. Paradoja del destino, hoy también tienen la más amplia, profunda y extensa desigualdad económico-social.
***
2.- Los Conflictos Sociales, vistos por fuera y cuando explotan.

Los Movimientos Sociales anti-globalización - Conflictos Sociales – son hijos legítimos de la Democracia, - pero de una democracia en profunda crisis de confianza, credibilidad y legitimidad institucional – en definitiva no son anti-democracia, menos anti-sistema, (in)surgen en diversidad de contextos socio-culturales de un escenario múltiple, complejo y multipolarizado, en tiempo político del “Cambio de Época, Histórica”. Consideremos cuatro referentes locales, regionales, ( Tía María- Southern - Arequipa),  (Santa Ana, Aimara Puno), (Xstrata, Espinar, Cusco) y (Conga- Yanacocha, Cajamarca) nacieron en el epicentro de la Democracia, hoy en tiempos de aguda y prolongada crisis estructural mundial, - Poli-crisis global - en la coyuntura, el problema principal entre el Estado, las corporaciones mineras y la Sociedad Civil Local, Real, presente en los Movimientos Sociales, - conflictos sociales - es que siguen esperando la “solución definitiva”. – mientras se profundizan, amplían y radicalizan las protestas legales y viables de los pueblos y comunidades, las mismas que se sustenta en el carácter y naturaleza del sistema democrático actual.

Si consideramos, solamente estos cuatro conflictos, expresamos, que todos ellos son absolutamente distintos – aun a pesar de estar dirigidos contra el gobierno de turno – diversos vistos en su contexto local –heterogeneidad social – pobreza, extrema pobreza y sectores medios emergentes y al frente el poder de la empresa; la cultura local y la identidad cultural local-regional, colectiva, es en general absolutamente diferente – no contradictoria, tienen en común como base las diversas formas originarias, comunitarias, tradicionales de organización y representación, el aprendizaje social, el trabajo colectivo, su historia social y en general su relación con la Madre Naturaleza. (La Madre Tierra). – los diferencia su identidad cultural colectiva, fundada en sus tradiciones, usos, costumbres, prácticas ancestrales, música, danzas, formas colectivas de trabajo, gastronomía, vestimenta y formas diversas de comunicación – el Quechua de las provincias de Cajamarca no es igual que el Quechua de la Provincia de Espinar, la Nación K’ana. En Puno, la zona sur, es el Aimara, la comunicación directa ancestral de la Nación Aimara y “Tía María”, Valle de Tambo, Región Arequipa, es el castellano, comunidad ubicada en la zona de la costa, provincia de Islay.

Otras grandes diferencias que debemos saber distinguir con objetividad es precisamente relacionada con los actores sociales – entre campesinos, indígenas, pequeños agricultores, ganaderos, pastores, artesanos y pequeños agricultores, ganaderos “modernos”, pescadores, artesanos y pequeños comerciantes urbanos. Son actores sociales emergentes en contextos sociales locales muy complejos, pero unidos por su cultura e identidad, espacios donde forjan e (in)surgen nuevo tipo de liderazgo colectivo, pero también nuevos, diferentes Líderes emergentes locales – Pepe Julio, Aduviri, Santos, Hernández,  Arana, Huamán, Mollohuanca, - su ideología y política – a excepción de Santos – es su propia cultura, su propia identidad cultural colectiva – que también alimenta al propio Santos – su historia social local, sus formas ancestrales de comunicación intercultural. El discurso, su contenido y mensaje – es único, contra el poder – saqueo y pillaje, envenenan la cultura local, contaminación y destrucción del medio ambiente por las corporaciones transnacionales.

En general es la cultura local, la identidad cultural colectiva local, lo que hoy alimenta, orienta y define el discurso, el contenido de la Plataforma de reivindicaciones y derechos, las formas diversas de autonomía institucional, son las diferentes condiciones local-provincial-regional lo que conduce a forjar medios y canales  diferentes de financiamiento, sostenimiento, protección e información del movimiento social. Al final, los conflictos sociales, es decir, los nuevos movimientos sociales anti-globalización neoliberal, productos directos de la propia crisis del capitalismo financiero especulativo, nacen e (in)surgen en el propio epicentro desolador y crítico de la democracia liberal representativa.

El discurso, su contenido, el mensaje de sus protestas, movilizaciones y luchas representan “nuevas formas de hacer política”, presente y alimentado dialécticamente por un nuevo Capital Político, propio, extraordinario aprendizaje social, potencialidades endógenas, inmersas en la estructura social de un nuevo Lenguaje Democrático – no entendido, comprendido y menos aceptado – por el lenguaje de la democracia vigente, hegemónica y dominante. Es finalmente la respuesta organizada – formas originarias de representación, - emergente de los pueblos originarios y comunidades históricas a las diversas y sofisticadas formas que impone hoy las corporaciones transnacionales, en el nuevo modelo de acumulación mundial del capitalismo – el capitalismo del despojo, saqueo y pillaje – dirigidos estratégicamente hacia la diversidad de nuestros recursos naturales, como una de las vías, salidas, o caminos alternativos viables, seguros para salir de la crisis estructural, multidimensional que hoy  destruye a las potencias capitalistas desarrolladas.

La Democracia nuestra, es cerrada, elitizada, centralista, vertical, autoritaria, adocenada – sorda y ciega – frente a los pedidos, reclamos, protestas, movilizaciones, plataformas (pedidos) de reclamaciones, reivindicaciones y derechos de los pueblos, comunidades y ciudadanos en general; protestas y plataformas que varían en función del tipo, naturaleza y ubicación geográfica de los sujetos sociales o actores centrales del movimiento. Cuando expresamos tipo y naturaleza, nos ubicamos en el contexto de la gran y extensa heterogeneidad social y la extraordinaria y rica diversidad local-regional, centrada en su cultura local, su identidad social y cultural – aspecto no considerado por más  del 90% de opinantes, especialistas, analistas y demás personal interesado en el tema – ignoran totalmente el “nuevo” escenario” local, la ubicación geográfica con relación al territorio – aspecto multidimensional, cultural y biodiversidad, conocimientos ancestrales -.

No analizan el nuevo tipo de Líderes locales y regionales, son los llamados Líderes Emergentes, – no son los tradicionales - que emergen en la coyuntura, en relación al carácter de la comunicación intercultural – hoy aspecto principal en la violencia de los conflictos – menos aún tienen la capacidad y visión de futuro para analizar ed interpretar el carácter y contenido del nuevo capital político y lenguaje democrático, aspectos en los cuales es muy difícil, por no decir imposible que la democracia “acartonada” logre comprender, y peor aún sus voceros, etiquetados sólo en una democracia de “telenovelas”, de salón, elitizada y mega-negocios. Preguntamos a los escribanos principales de los poderosos medios de comunicación capitalinos, como todos – expreso todos – no tienen una cultura local, identidad cultural colectiva que defender, que recrear, enriquecer y cultivar, sino una mixtura comercial llamada “modernidad”, “ es ser tozudo, radical, violento” porque se defiende con fuerza, energía, convicción y compromiso la cultura de su pueblo, la identidad cultural colectiva histórica de sus pueblos, defender el agua para los pueblos, “agricultura, ganadería” para comenzar, con mucha ligereza los acusan, denigran, insultan en especial a los dirigentes emergentes, líderes – portadores de nuevo mensaje y nuevas formas de comunicación – conductores democráticos producto de las más diversas formas locales y comunales de organización y representación, del asociacionismo comunitario tradicional, liderazgo  no legalizado en la democracia formal, pero sí respaldados colectivamente con la más alta confianza social, credibilidad institucional y legitimidad representativa social, política y cultural en la diversidad organizativa de sus pueblos y comunidades.

Muchos piensan – entre analistas, especialistas y “sabelotodo” – es decir opinan en todos los campos, se consideran dueños de una gran cultura  y en el papel simplemente encontramos a mediocres, autoritarios y  falsificadores de la realidad – que los movimientos sociales – hoy conflictos sociales –  protestas sociales, movimientos políticos, turbulencias culturales y ambientales  en esencia para ellos son protestas anti-democracia, anti-sistema, pero y si uno realmente comprende, entiende y debe tener una buena lectura de la realidad – una  nueva mirada hacia lo local-emergente, del hoy Perú Profundo – son pueblos, comunidades, regiones olvidadas, postergadas, con miles de millones en su territorio en recursos naturales y donde el Estado, el gobierno no llegó, y si llegó fue fácilmente para explotarlos y continuar en el olvido, al final como no consigue dominarlos “al viejo estilo” del patrón de la gran ciudad, o del “viejo” terrateniente, cacique, de las haciendas (el patrón de la horca y el cuchillo), termina por insultarlos y en el despeñadero de la política y la democracia es presionado por los poderes fácticos locales de utilizar la violencia y criminalizar el movimiento social e imponer la “gobernabilidad” política – alianza de partidos políticos para garantizar la gobernabilidad o simplemente en la descomposición social y política de la democracia: de garantizar, dar viabilidad y seguridad a la gran inversión, como expresión de una secuestrada “gobernabilidad corporativa”.

El sistema democrático, con la plena y absoluta seguridad tiene que asumir otra visión, una nueva responsabilidad social y política y en primer lugar considerar que los movimientos sociales de protesta hoy, han nacido, han surgido y hoy emergen en el centro del propio sistema democrático. Los movimientos sociales – conflictos sociales –, en segundo lugar tenemos que analizarlos como formas muy variadas, diversas y desiguales de protestas, movilizaciones “con” Nuevos Sujetos Sociales Históricos – actores sociales locales, profundamente concatenados, inmersos con su propia cultural local, su identidad social y cultural – que en tiempos históricos de crisis de las ideologías y la política la resistencia cultural se convierte, se transforma dialécticamente en la “autentica” “ ideología y política” que presentan con abanderados los actores sociales y protagonistas de los conflictos sociales. Por el carácter dinámico y plural de los Nuevos Líderes emergentes, presentan un nuevo mensaje de renovación y “modernización” de la Democracia y por su aspecto plural, popular, autónomo, democrático los conflictos enriquecen los nuevos escenarios y oxigenan políticamente a los actores y protagonistas por donde transita el sistema democrático.

Todo en su conjunto, de contenido y protesta multidimensional de las comunidades, pueblos y regiones, está oxigenando, renovando, modernizando la “vieja democracia” aposentada en las “faldas” deshilachadas de las clases dominantes, parasitarias, conservadoras – básicamente nueva oligarquía comercial, especulativa, exportadora – aunque en la práctica aún se resiste al cambio, renovación, modernización, se ve obligada  a criminalizar la protesta, reajustar los sistema de violencia, al final, el Diálogo, las Mesas de Concertación, Negociación, simplemente se convierten “ en verdaderos mecanismos “democráticos” de adormecimiento de la polarización, verdaderas cortinas de humo para ampliar en el tiempo la falsificación de la solución que el pueblo espera como su carta más importante.

Los Conflictos sociales locales, regionales, sociales, ambientales, culturales, límites territoriales, laborales, hoy en la coyuntura de la Poli-Crisis Mundial, están oxigenando, están presentes en el sistema para renovar, modernizar la democracia y los nuevos sujetos sociales – actores sociales y protagonistas populares, abren nuevos horizontes políticos más dinámicos, creativos, sociales, autónomos, contextos sociales de mayor consenso local, con sus nuevas formas de hacer política,  estructuran y fortalecen las columnas colectivas, populares, institucionales e históricas en el proceso de construcción de una “Nueva” Democracia de Ciudadanos, más Participativa, Dialogante, Solidaria, Descentralizada, Democracia fundada – en lo posible - en el asociacionismo diverso, ancestral, comunitario, democracia del Trabajo y de profundo respeto hacia la Madre Naturaleza. ( La Madre Tierra)




Perú. Cajamarca. El más grande, intenso, masivo, complejo, múltiple y polarizado movimiento social: "Conflicto Social" en contra de la gigante y poderosa transnacional minera de oro Newmont-Yanacocha. "Conga No Va".


*****
3.- El Diálogo Democrático, las políticas de Consenso y la Gobernabilidad Democrática.
"Para todos los que no tenemos creencias, la Democracia es nuestra religión”.
***
El Diálogo como mecanismo o instrumento democrático utilizado por los actores centrales o principales en relación a la complejidad, multiplicidad y multipolarización de un Conflicto Social, expresamos lo siguiente: El Diálogo como mecanismo democrático, implementado desde el Estado – el gobierno de turno - en relación con las Empresas – transnacionales de commodities; minería, petróleo, gas, etc.-  y la Sociedad Civil Local, Real – escenario de escenarios de las clases y la lucha de clases - Frentes de Defensa de las Comunidades, Ambientales, Municipios Locales y/o Gobiernos Regionales; debe ser un diálogo democrático, con políticas alternativas, propuestas concretas, viables, oportunas, que generen y construyan confianza; diálogo horizontal, de profundo respeto, en igualdad de condiciones, con la finalidad de que todos los actores sociales se sientan en condiciones de aportar desde lo local políticas de consenso en beneficio de la Democracia.
Construir desde lo local políticas de consenso, en el interés nacional de producir políticas de concertación, con el objetivo estratégico de disponer en la coyuntura de mecanismos democráticos, de políticas públicas producto del consenso de todos los actores principales – no políticas de imposición, verticales o autoritarias, que por lo general generan controversia y oposición – en relación al conflicto social. En la agenda principal debe estar presente en forma obligatoria la multiplicidad de problemas centrales en el escenario de la lucha de clases – protesta, movilización – analizarse, discutirse, social, política, cultural, ambiental e institucional.
En el epicentro de la coyuntura actual, es muy importante el mantener la autonomía, la absoluta independencia en el proceso del diálogo de todos los actores, con la finalidad de evitar la presión, la influencia y el lobbysmo corporativo. La manifestación concreta, evidente, objetiva, transparente en el proceso autónomo y democrático de construcción de políticas de consenso, es la vía, el camino y la mejor alternativa para trabajar en lo estratégico en la recuperación de la Confianza personal en el Diálogo democrático, la Confianza Social de  todos los actores participantes y la Confianza Institucional como garantía social y política en el proceso democrático de Rendición de Cuentas, hoy una de las fortalezas centrales en el proceso de construcción de la Nueva Democracia de Ciudadanos.
Diálogo democrático, horizontal de respeto institucional, con autonomía de los actores sociales en relación a la Agenda principal o Plataforma de Lucha – o reivindicaciones – que nos trae el Conflicto Social – presente hoy en todo América latina, producto del propio proceso tradicional, el extractivismo de recursos naturales, (industrias extractivas, petróleo, minería, gas, madera, agro-industriales ) de exportación, hoy recibe un poderoso “aliciente” a través de la inversión masificada de las corporaciones transnacionales, en el nuevo proceso de acumulación mundial del capitalismo, el capitalismo por despojo, el saqueo, el capitalismo del pillaje, escenario de la Poli-crisis mundial, ha centralizado todos sus objetivos estratégico en la explotación de la diversidad de recursos naturales, la inversión en los Servicios Públicos – proyectos y mega-proyectos: educación, salud, agua, luz, desagüe, seguridad ciudadana, comunicación, transporte, etc. -; en el agua, las tierras de cultivo, biodiversidad y principalmente en la explotación de los conocimientos ancestrales a favor y beneficio de la poderosa industria farmacéutica y alimentaria.
Evidentemente, si evaluamos y analizamos la raíz, fuente y origen de los conflictos sociales, están precisamente aquí, este es el escenario múltiple y complejo, (in)surgen y se radicalizan frente a la total ausencia de políticas de consenso y concertación que el Estado no tiene y que la propia Democracia se especializa en negarla, desconocerla o fácilmente peyorativo, por ser propia de los elementos radicales, anti-sistema, anti-democráticos y enemigos de la inversión. Ahora han etiquetado en lo cotidiano, como “Anti-mineros”, para satisfacción y beneficio de los radicales defensores de las transnacionales y escribas del poder de los “mass-media”, hoy transformados – ante la crisis de la política, la crisis de los políticos, corrupción, incapacidad e ineficiencia, así como la crisis final de los partidos políticos, los medios imponen su agenda y una “verdadera dictadura”. En esta visión y mirada personal sobre los Conflictos Sociales, no tienen lugar, contexto, menos alternativas y propuestas el radicalismo extremo, los mercenarios de la “anti-política”, que procedan de los extremos destructivos. Simplemente no tiene propuestas y alternativas concretas, porque siempre “juegan” a la violencia y la destrucción.
En conclusión, este proceso visto en su conjunto, desde lo local, en el proceso del surgimiento, reconocimiento y valoración de la multiplicidad de  potencialidades endógenas, internas, propias, como parte de la gran diversidad de nuestro territorio, sinergias locales y regionales, construidas dialécticamente al interior del proceso democrático de las políticas de consenso, concertación, resultado directo del diálogo como mecanismo directo, democrático y participativo. Proceso complejo y múltiple que nos conduce  a la construcción desde el poder local, - base y centro de la Sociedad Civil Local, Real – escenario de las clases y la lucha de clases (nos guste o no, pero la realidad nacional, es terca y transparente), de una nueva Ciudadanía Multicultural, nuevo liderazgo, social y humanista, entender e interpretar el nuevo capital político y democrático que nos traen desde las variadas y múltiples formas de asociacionismo colectivo, comunitario, ancestral, ( formas diversas de organización y representación originarias y nuevo lenguaje político, en la práctica diaria de las protestas, movilizaciones y reclamos, oxigenan, actualizan, humanizan y “modernizan” la Democracia), “hogar” de procedencia por lo general de los Nuevos Sujetos Sociales Históricos, en la nueva era del “Cambio de Época, histórica”, producto directo de la poli-crisis mundial y el nuevo proceso de acumulación mundial del capitalismo: construir todos, como producto del diálogo, la nueva Gobernabilidad Democrática, política de consenso local-nacional, estructurada a nivel de Política de Estado, es por el momento el más cercano producto político del consenso ( valores individuales y colectivos en el rescate y recuperación de la política) para abordar una salida democrática, viable, oportuna, respetable en el largo camino de forjar las Políticas de Estado en la mediación y larga avenida de solución de los Conflictos Sociales y construir los muros acorazados, democráticos e institucionales de un Perú Nuevo en un Mundo Nuevo
Arequipa, patrimonio cultural de la humanidad.

AQP. Sábado 7 de abril del 2012. ( Primer borrador).
AQP sábado 18 de agosto del 2012.
 *****