lunes, 17 de octubre de 2016

ES POSIBLE LA UNIDAD DE LA IZQUIERDA?. SÍ. FORJANDO, HACIENDO Y DESARROLLANDO POLÍTICA.

&&&&&


PERÚ IZQUIERDA DEMOCRÁTICA: “FRENTE AMPLIO”. LA DIVISIÓN NOS APLASTA. UNIDOS, NOS RESPETAN, DIGNIFICA Y NOS HACE GRANDES.- Hasta cuando nos persigue la “maldita” división, tiempo político, donde estamos recuperando la CONFIANZA de nuestro Pueblo después de 30 años de zigzagueante desconcierto político, servilismo, asistencialismo electoral, por falta de autonomía e independencia política fuimos protagonistas donde nos traicionaron una y dos hasta tres veces, pero aprendimos, comenzamos a “despertar” después de la traición al programa de La Gran Transformación, en paralelo durante estos largos 30 años, sectores de la Izquierda Histórica mantuvieron autonomía política y dignidad de Izquierda Democrática, en especial quienes hemos estado colaborando o participando en las luchas sociales de nuestros pueblos – en diversas formas y distintos momentos – en todo el acontecer político de los Movimientos Sociales – conflictos sociales con el protagonismo de nuestras Comunidades Históricas y los Pueblos Originarios y la forja de reconocidos Líderes Comunitarios. Estamos creciendo políticamente al calor de las luchas populares de nuestro pueblo – unas activas y otras en estado de alerta, en especial aquellos Movimientos Sociales de Defensa de los Recursos Naturales y nuestro Patrimonio Nacional -. Pero una vez más está presente – lo señalamos en nuestro comentario anterior – el veneno histórico de la división, metido en la propia vida de los Caudillos y Caciques provincianos, de seudo caudillos nacionales – que aparecen de vez en cuando - que se creen dueños de un Movimiento Político de Izquierda Nacional – como es el Frente Amplio –. Movimiento Político, que nos pertenece a todos los Ciudadanos del Perú con raíces históricas en los pueblos y comunidades del Perú Profundo. La división política – el odio y revanchismo entre cúpulas y familias – lo llevamos como carga pesada durante más de medio siglo. Espero superemos este amargo momento y respondamos con Dignidad a la Confianza de nuestro Pueblo.

Confianza social, política e institucional, que la asumimos, primero en la vida cotidiana – junto a nuestro pueblo, como Ciudadanos de a pie – segundo, con fuerza, cariño y gran amistad – porque es lo nuestro, nos pertenece, fuimos los grandes protagonistas sociales del mensaje de la Nueva Izquierda Peruana y tercero asumimos y somos parte, con entereza moral,  responsabilidad social y compromiso político e histórico, La Plataforma Política, que VERÓNIKA sustentó y presentó en nuestro hogar histórico – la calle y la Plaza Pública – como Programa Político de Gobierno del Frente Amplio. Dividirse hoy, separarse, renunciar, será como granitos de arena que el viento más suave se los lleva y desaparecen – ahora sí para siempre –; Unidos, significa para nosotros y nuestro pueblo – después del Juramento de Ustedes - Divididos es, traición al pueblo que los eligió. En cambio Unidos seremos fuertes, respetados y nuestro pueblo nos seguirá entregando ese Don supremo – que se llama CONFIANZA-. Miren lo que significa hoy la terrible, brutal, violenta, salvaje e inhumana DESIGUALDAD ECONÓMICO-SOCIAL-LABORAL que sufren millones de peruanos. Trabajemos con  lealtad, con mucho alegría, cariño, amistad mirando ahora el Bicentenario Nacional – escenario de la gran Confianza que nos “regala” nuestro Pueblo -, para forjar y construir un  Perú Nuevo en Nuestra América, La Patria Grande. Pablo Raúl Martes 6 de septiembre del 2016.

/////




“Hay hombres que luchan un día y son buenos, hay otros que luchan un año y son mejores, hay quienes luchan muchos años y son muy buenos, pero hay los que luchan toda la vida esos son los imprescindibles”. B.B.-





PERÚ: ES POSIBLE LA UNIDAD DE LA IZQUIERDA?. SÍ.

FORJANDO, HACIENDO Y DESARROLLANDO POLÍTICA.
***** 

Pablo Raúl Fernández Llerena*.

Dr. En Sociología. Ms. En Comunicación. Sociólogo.

“Para todos los que no tenemos creencias, la democracia es nuestra religión”.

Domingo 16 de octubre del 2016.

“La revolución no es copia ni calco, es creación histórica de cada pueblo”. Significa en primer lugar respeto por la CONFIANZA (personal, social, política e institucional) que el pueblo otorgó a ustedes en la calle, en la plaza pública, en los mítines y concentraciones (Hoy los Parlamentarios, que tienen nuestra Representación) durante el proceso electoral. No se puede jugar con los sagrados intereses y derechos de la Ciudadanía que confió en el Frente Amplio y en el Programa de Gobierno. Hoy la crisis de la Política, local-mundializada, de la “clase política”, de sus organizaciones y lo más terrible y cuestionable – es que la Representación política, por lo general muy rápido pierde esa Confianza entregada por el Pueblo – y hasta ahora por la propia presencia dominante de las “políticas” neoliberales – su camino, su tendencia es hacia su profundización, crisis con fuertes características de ser estructural. La pérdida de Confianza es la manifestación más clara y transparente como la clase política, su propia representación, pierde la Confianza – como manifestación múltiple, estructura dialéctica, de cómo las Instituciones pierden Legitimidad, concatenada, - imbricación personal, social y política –que constituye y representa la columna vertebral de la Política.

En segundo lugar, la Izquierda peruana, hoy tiene un superávit de CAUDILLOS – propietarios de pequeños feudos políticos, caciques locales que han hecho de la “política”, sobre todo de la izquierda un medio de vida – sin embargo, existe un déficit alarmante de LÍDERES y principalmente: LIDERES COMUNITARIOS. Líderes forjados al calor de la lucha de los Pueblos, hoy en especial, cuando la coyuntura, nos presenta ante los Conflictos Sociales, nuevas formas de organización, lucha y resistencia de los Frentes Populares, en defensa de su Patrimonio Histórico Territorial. (Nosotros mismos nos encargamos de “matar” “asesinar” políticamente lo que el pueblo está forjando y construyendo social y políticamente, un LIDERAZGO LOCAL-NACIONAL desde sus propias fuentes y raíces, desde el propio Poder Popular Local – aún en formación, pero existente - saliendo con personalidad y voz propia, de ese escenario, contaminado, pestilente, ese mundillo de odio, rencor, revanchismo, ajuste de cuentas, propio de las políticas neoliberales.

En tercer lugar, seremos capaces de mantener la UNIDAD, avanzar, trabajar, seguir recuperando la confianza – confianza que la perdimos desde hace más de 25 años, cuando sepultamos a I.U- y después se asumió el honorable trabajo – de sirvientes seudo-políticos de Fujimori, Toledo y Humala – y estar en condiciones de realmente dar el “gran salto” político hacia la construcción de un Partido Político de la Izquierda Peruana – sobre la base de los derechos, reivindicaciones y necesidades – del pueblo peruano ( No sobre nuestros caprichos, intereses y problemas?). Hace varios años que la derecha conservadora – basada en políticas asistencialistas, paternalistas, clientelismo extremo – nos arrebató ese privilegio de disputarnos nuestro propio hogar y no fuimos capaces de recuperar nuestro verdadero lugar, nuestra verdadera misión histórico-política, saben porque? Por la “maldita división” que nos persigue históricamente y parece que la heredamos y aún sigue enclavada como veneno destructor de nuestros horizontes políticos. Porque además muchos viven y vegetan de la división, para traficar influencias, negociados y tener una vida “muy cómoda” o desde una “Curul” hoy o arrebatando una falsa representación sindical, gremial, social, educativa, cultural, política.

En cuarto lugar tenemos que entrar al “mundo de la POLÍTICA”, la batalla de las ideas en la calle, en la plaza pública – el lugar histórico donde nació la democracia y siglos después la Izquierda – nos está esperando, nos tiene reservado nuestro derecho, porque es nuestro auténtico Hogar. Como nuestro auténtico hogar, como nuestra verdadera estancia social y política, es el lugar desde donde forjamos libremente la Política, hacemos y desarrollamos Política. Pertenezco a la Generación 68, la Generación Política de la Humanidad, y desde donde hicimos Política – además de las Universidades y los Sindicatos -, precisamente en las calles y plazas públicas, lugares de realización de grandes concentraciones populares, movilizaciones de multitudes – no exageramos – es trabajo Político, porque teníamos algo grande e importante Identidad Política. Sin embargo, es bueno expresarlo, había que leer y estudiar mucho, era una obligación leer al Gran Amauta José Carlos Mariátegui, al maestro Jorge Basadre – porque en la misma calle estaban los opositores políticos que también hacían política – Apristas, Social-cristianos, Accio-populistas, etc. -  Es importante, necesario e impostergable la confrontación democrática, alturada, cívica, respetuosa y horizontal de todas las posiciones y programas hoy existentes en la Izquierda Peruana.

En quinto lugar, entrar al “mundo de la Política”, no es aventura, figuración, caudillismo y menos caciquismo hereditario provinciano. Es principal y trascendental construir (recuperar), lo que nos pertenece, por nuestra propia historia, la IDENTIDAD Política de la Izquierda Peruana – aquella que la tuvimos por siempre, la huella y firma, la cultura local y su propia identidad cultural de cada comunidad, pueblo y región, identidad política surgida de nuestro propio pueblo, de sus grandes jornadas de lucha, de la Historia Social y Política de cada Pueblo, de cada Región; esta grandeza social y cultural que nos entregó nuestro Pueblo,  con honestidad hay que reconocer que nos equivocamos- con el servilismo político por muchos años y la perdimos, servilismo y entreguismo de dirigentes y camarillas. En la coyuntura local-nacional presente, tenemos como obligación – y no fallar una vez más la confianza que nos entrega la Ciudadanía – de más trabajo, con mucha energía, servicio, esfuerzo, honradez, honestidad, solidaridad – lucha diaria de todos nosotros pero organizada, con ideología y política, con Liderazgo, llevando primero parte importante de nuestro Portafolio de Alternativas, los sagrados intereses y derechos de los pueblos, de los Ciudadanos (as) del Perú, de todas las sangres.

En sexto lugar, el trabajo político para la forja y construcción de la PLATAFORMA POLÍTICA, presente en nuestro, Portafolio de propuestas, alternativas, producto de muchas jornadas de trabajo político, centralismo democrático, siempre en permanente construcción, pero – no solo debe ser responsabilidad de los dirigentes nacionales, en lo posible debe ser consultado – con Participación activa, Opinión respetable, Democracia interna, Ciudadanía Política – de los dirigentes intermedios y de base (la fuente y raíz del Poder Popular Local) Escenario de escenarios de las clases y la lucha de clases, es decir, la Nueva Sociedad Civil, popular, plural, emergente, democrática. Plataforma Política que debe tener dos etapas: primero para salir social y políticamente del “mundo” de las políticas neoliberales, hoy en completo fracaso globalizado y segundo, trabajar a mediano y largo plazo, en Democracia – teniendo presente que el sistema actual, está totalmente enfermo, sus propias políticas la están “asesinando” desde su propia estructura y además las consecuencias inhumanas del cambio climático global, irreversibles hasta hoy, están destruyendo la Madre Naturaleza e irresponsable mente vamos – ya estamos – en el “mundo” de la crisis Civilizatoria. Tiempo Político donde está presente la Misión Histórica de la Izquierda Peruana y por supuesto la Nueva Izquierda Democrática Mundial.

En séptimo lugar, desde el principio, establezcamos, forjemos principios democráticos, parámetros ciudadanos – una tabla de valores – de la lucha implacable contra la CORRUPCIÓN, (sean militantes, dirigentes de base, intermedios o nacionales, guerra a “muerte” contra cualquier práctica o manifestación de corrupción). “La gente de izquierda, decía en Dr. Barrantes, podemos meter la pata, pero nunca la mano”. La corrupción no nace en el pueblo, la corrupción es un veneno político, propio de las clases dominantes, es el poder corruptor medito en las entrañas del propio sistema capitalista, pero el gran problema es que logra infectar a todos, a unos, por debilidad política y otros por mezquinos intereses de servirse de la política. Lucha política frontal contra la anti-política en todas sus formas y prácticas, visibles e invisibles: comportamientos de transfuguismo, los topos políticos, para los “vientres de alquiler”, etc. etc. Continúa en otro artículo en la presente semana.   

Domingo 16 de octubre del 2016. Pablo Raúl.

*****

*Dr. Pablo Raúl Fernández Llerena. Doctor en Sociología. Master en Comunicación. Sociólogo Profesional. Bachiller en Sociología. Diplomado en Politología. Diplomado en Gobernabilidad, Descentralización  y Políticas Públicas. Profesor de Educación Secundaria. Especialidad Historia y Geografía. Bachiller en Educación. Candidato a Dr. Educación. Docente (Cesante a nuestra Petición) después de 45 años de vida Académica en la Escuela Profesional de Sociología, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad Nacional San Agustín de Arequipa. Hoy Decano del Colegio de Sociólogos del Perú. Consejo Regional de Arequipa.

*****