lunes, 31 de octubre de 2016

“TRÉMULO DE EMOCIÓN, DICE ASÍ EN SU CANCIÓN…” VIVA EL DÍA D E LA CANCIÓN CRIOLLA."....

&&&&&
NOSOTROS LOS PERUANOS, HOY CELEBRAMOS EL DÍA DE LA CANCIÓN CRIOLLA, es una de las expresiones más importantes de nuestra Cultura Nacional, Identidad Nacional. La juventud hoy nos da la contra, y celebra el ¨Día de las Brujas”, o el Día de Halloween, la poderosa influencia de la llamada “globalización cultural” (Medios de comunicación, Industria Cultural, Redes Sociales, comunicación electrónica, hoy digital) nos están haciendo una poderosa y temible competencia, que atenta contra Nuestra Cultura Nacional e Identidad. Celebramos y defendemos nuestra Cultura Musical. También un Día Como hoy – 1973, cuando Arequipa revolucionaria era protagonista de una de las manifestaciones de Protesta Social, Huela General, (La Huelga en Defensa del Fuero Sindical) contra el gobierno del General Velasco, por encarcelamiento, separación, persecución, de miles de profesores del SUTEP y ese mismo Día - 31 de octubre de 1973 - moría una de las más grandes Interpretes de la canción Criolla “La Morena de Oro del Perú”· Lucha Reyes, la misma que nos dejó una extraordinaria Obra Musical, de las mejores Letras de la Canción Criolla, Cantadas por ella. Extraordinaria y Eterna. Lucha Reyes y por eso decimos VIVA EL DÍA DE LA CANCIÓN CRIOLLA. ORGULLOSO DE SER PERUANO. VIVA EL PERÚ CARAJO?....

El Ministerio de Cultura declaró Patrimonio Cultural de la Nación la Obra musical del compositor Felipe Pinglo Alva, a la que consideró un corpus musical que representa una gran contribución y un punto de quiebre en el desarrollo de la cultura criolla. Pinglo nació en Lima el 18 de julio de 1899 en Barrios Altos, en Lima, donde además transcurrió toda su infancia.  El periodo comprendido entre 1914 y 1920 fue fundamental en su vida, pues empezaba a explorar y desarrollar sus aptitudes para la música. 

Aprendió a tocar el rondín, la flauta y la guitarra. También se integró al medio local de fiestas y jaranas criollas, gracias a la amistad que tuvo con figuras como Nicanor Casas y Víctor Correa Márquez, compositores ahora emblemáticos de música criolla. Para su primera composición, el vals Amelia, Pinglo se inspiró en un tema que escuchó en una retreta – de las que usualmente participaba- ofrecida por la Banda de Gendarmes en la Plaza Santa Ana, hoy Plaza Raimondi en el distrito de Barrios Altos. 


/////

Homenaje a Pinglo y a la Canción Criolla.
“TRÉMULO DE EMOCIÓN, DICE ASÍ EN SU CANCIÓN…”
Cantemos El Plebeyo con su letra auténtica
Por: Juan Guillermo Carpio Muñoz.

Indudablemente que El Plebeyo (EP) de Felipe Pinglo Alva (FPA) es el vals peruano más célebre, más conocido y más grabado en discos por los mejores intérpretes del cancionero criollo, desde que fuera estrenado en 1930 por el también célebre compositor y cantante: Alcides Carreño, en el teatro Alfonso XIII del Callao. EP es tan importante que, con él, Pinglo llevó a la cúspide a la guardia vieja y dio inicio a la época de oro de la canción criolla del Perú. EP es tan famoso que hasta en otros países se lo toma como propio, por ejemplo en México, desde que en una película de los años ´50 lo grabó Pedro Infante.

En una casa de antigüedades de Lima, hace unas tres décadas, compré una partitura impresa de El Plebeyo (Ediciones Musicales La Rosa Hnos. Afligidos (Caylloma) No. 125, Lima) que, con valor añadido e inestimable, en el encabezamiento lleva una dedicatoria firmada de puño y letra por Felipe Pinglo Alva: “A mi amigo de todos los tiempos, Guillermo D'Acosta, pleno del cariño y aprecio, derivados de una amistad mutuamente cultivada. III/23/935” Firma de FPA (quien murió en 1936). De esta joya que, en cuadro, luzco en la sala de mi casa, podemos derivar muchas novedades sobre el inmortal vals EP:

I.             Que EP se escribió y publicó en partitura cuando Pinglo vivía.
II.           Que la versión que contiene esta partitura que tengo firmada por Pinglo es la versión auténtica y definitiva de su letra y su música.
III.         Que su verdadero título es "Luis Enrique El Plebeyo" (LEEP).
IV.         Que sus creadores fueron, según figura en la partitura: “Música y Letra de Felipe Pinglo y Pedro de Montalva”. Mi amigo Darío Mejía, valioso coleccionista e investigador acucioso de la música criolla sostiene que: “Es sabido que Montalva solamente pasó el vals al pentagrama ya que la letra y música pertenecían a Felipe Pinglo, pero Montalva, por ese trabajo, se adjudicó la coautoría del vals y años más tarde reclamó derechos de coautoría. Los herederos de Felipe Pinglo, para hacer que se respete la obra del bardo inmortal, tuvieron que hacer un arreglo económico con Montalva y el vals quedó registrado en la Asociación Peruana de Autores y Compositores (APDAYC) como de la autoría de Felipe Pinglo, solamente”.

V.- Que su música tiene algunas diferencias con la que lo conocemos. En su página por Internet Darío Mejía cuenta cómo conoció hace unos meses esta partitura: “En mi reciente viaje a la ciudad de Arequipa, después de almorzar con tres figuras importantes en la recuperación de la memoria musical arequipeña y peruana, en general, antes de ir a la casa de uno de ellos para seguir charlando, el historiador e investigador del folclore arequipeño Juan Guillermo Carpio Muñoz sugirió pasar un rato por su casa ya que quería mostrarme algunos de sus tesoros de la música y cultura arequipeña que tenía en casa. Carpio tiene un gran tesoro cultural en sus paredes y vitrinas que él conserva con mucho orgullo”… “Le pedí permiso a Carpio Muñoz para tomarle fotos a la partitura aquella”… “le solicité al investigador Luis Pareja que, con su cámara fotográfica profesional, también le tomara fotos”.

El mismo Darío Mejía dice: “Pero el detalle más significativo de la partitura aquella es que, según me lo manifestó el investigador musical Luis Salazar Mejía, a quien le hice llegar copia de todas las fotos de la partitura de El Plebeyo para que la estudie, la partitura de La Rosa Hnos. (la primera del vals) tiene ciertas diferencias con la partitura editada años después por la Editorial Maldonado y que es la que se conoce y entona. Este descubrimiento nos da a entender que la música de El Plebeyo fue cambiada después de la muerte del bardo inmortal”. Esperamos que pronto Luis Salazar Mejía nos dé a conocer esas diferencias.

VI. Pero lo que no dice mi amigo Darío Mejía es que la letra de LEEP (y no solo la música) tiene varias diferencias con la que lo conocemos, enseguida las detallo citando versos del vals y poniendo con letras mayúsculas la letra auténtica: 1. Equívocamente se canta: La noche cubre ya con su negro crespón; pero lo correcto es: La noche cubre ya con UN negro crespón. 2. Equívocamente se canta: propicia la penumbra que esconde en su sombra venganza y traición; pero lo correcto es: propicia la penumbra que esconde en LAS SOMBRAS venganza y traición. 3. Equívocamente se canta: de amar a una aristócrata siendo plebeyo él; pero lo correcto es: de AMAR UNA aristócrata siendo plebeyo él. 4. Equívocamente se canta: y si el cariño es puro y el deseo es sincero; pero lo correcto es: y si el cariño es puro y el DESEO SINCERO. 5. Equívocamente se canta: el alma en que se anida mi incomparable amor; pero lo correcto es: el alma en que se ANIDA INCOMPARABLE amor. 6. Equívocamente se canta: no es distinta la sangre ni es otro el corazón; pero lo correcto es: NI es distinta la sangre ni es otro el corazón. 7. Equívocamente se canta: y se refleja en franca rebeldía que cambia su humilde faz; pero lo correcto es: y se REFLEJA FRANCA rebeldía que cambia su humilde faz. 8. Equívocamente se canta: … su humilde faz. El plebeyo de ayer es el rebelde de hoy; pero lo correcto es: … su humilde faz. Y el plebeyo de ayer es el rebelde de hoy. 9. Equívocamente se canta: que por doquier pregona la igualdad en el amor; pero lo correcto es: que por doquier PREGONA IGUALDAD en el amor.

Por supuesto que los grandes intérpretes de LEEP que ya están en la gloria: Jesús Vásquez, Los Trovadores del Perú, Roberto Tello, Los Morochucos, Los Chamas, etc., ya no pueden corregir sus versiones; pero los artistas de hoy y del futuro y nosotros mismos, debemos cantarlo con su letra y música auténticas.


Arequipa, octubre, 2016.

*****