jueves, 25 de agosto de 2016

EL CAMBIO CLIMÁTICO PODRÍA DEJARNOS SIN JUEGOS OLÍMPICOS EN EL FUTURO CERCANO.

&&&&&
CATASTRÓFICAS CONSECUENCIAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO.- Los efectos del cambio climático ya se sienten, en el mediano y corto plazo, estos solo empeoran, según informes del Panel de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (IPCC). A continuación hemos recopilado algunos efectos más notables del cambio climático citados por el portal 'Business Insider'.

1. El cambio climático tendrá un costo muy alto

El Consejo de Defensa de Recursos Naturales de EE.UU. estimó que los efectos del cambio climático, como la sequía, tormentas entre otros fenómenos, tendrá un costo de 100.000 millones de dólares para el presupuesto de EE.UU. Mientras que para el 2030, se prevé que el cambio climático tendrá un costo de 700.000 millones de dólares al año para la economía global, según el Monitor de Vulnerabilidad Climática.

2. Cientos de millones de personas serán desplazadas en el 2050

Según la Organización Internacional para las Migraciones, los desastres relacionados con el cambio climático serán los mayores impulsores para los desplazamientos. Estima además que para el año 2050 unas 200 millones de personas podrían verse obligadas a abandonar sus hogares debido a los cambios ambientales. Mientras, otro estudio arrojó resultados aún más alarmantes, al predecir que el aumento del nivel del mar, producto de un incremento en la temperatura en 3 grados centígrados, obligaría a más de 600 millones de personas a buscar nuevos hogares.

3. El dengue y la malaria se propagarán a EE.UU.

El aumento del calor, las precipitaciones y la humedad facilitarán que los insectos tropicales y subtropicales, propagadores de enfermedades como la malaria o el dengue, amplíen su hábitat a nuevos lugares, incluso del hemisferio norte, como por ejemplo EE.UU., según la Organización Mundial de la Salud.

4. Un 8% de la población mundial experimentará escasez de agua en el 2100

Los investigadores calcularon que para el 2100, debido a un incremento en la temperatura de 2 grados centígrados como efecto del cambio climático, un 8% más de la población mundial sufrirá "escasez agravada de agua".

5. Los huracanes serán más intensos y húmedos

Recientemente la Evaluación Nacional del Clima de EE.UU. encontró que las categorías 4 y 5 de los huracanes (el más fuerte), han aumentado en frecuencia, intensidad y duración desde la década de 1980. Los investigadores prevén que "la tendencia continúe". Los investigadores predicen un incremento de hasta el 11% en la intensidad de los huracanes, así como un aumento de un 20% de las lluvias durante los huracanes.

6. Millones de personas y miles de millones en activos están en riesgo en las ciudades costeras

Para el 2070, un incremento del nivel del mar en 0,5 metros, generará inmensas pérdidas económicas en ciudades de todo el mundo. Calcuta en la India, y Miami en EE.UU., serían de las más afectadas.

7. Lugares históricos del mundo corren riesgo de desaparecer

Con un incremento anual de las temperaturas globales de 1 grado centígrado, más de 40 patrimonios de la Unesco se verán amenazados por el incremento del nivel del mar en un par de décadas. Pero si la temperatura aumenta 3 grados centígrados, el número de patrimonios amenazados se incrementaría a 136, entre los que figurarían Venecia, Estambul o San Petersburgo, según un estudio del Environmental Research Letters.

8. Disminuirán las cosechas de maíz y trigo

El rendimiento de las cosechas mundiales se está desacelerando con la reducción de las precipitaciones y temperaturas más altas. Cultivos como el trigo y el maíz ya se han visto afectados en ciertas regiones, y su continua caída de producción mundial conduciría a la escasez de alimentos e inestabilidad política, según el IPCC.


9. Las pequeñas naciones insulares podrían desaparecer

El aumento del nivel del mar amenazará seriamente la existencia de las pequeñas islas. "El aumento del nivel del mar provocará inundaciones, fuertes oleadas y erosiones de las islas pequeñas y regiones costeras", de acuerdo con un informe del IPCC.

10. Los arrecifes corren peligro de extinción

El cambio climático crea condiciones desfavorables para la supervivencia de los arrecifes de coral, que podrían estar en riesgo de desaparecer para el año 2050, de acuerdo con el Instituto de Recursos Mundiales. Los arrecifes de coral actúan como amortiguadores ante las tormentas y la erosión marina, y con su desaparición muchos países costeros quedarían expuestos a grandes oleadas y erosión.

11. Las largas sequías harán que las regiones secas sean aún más secas

Un estudio publicado en la revista 'Nature', reveló que regiones del Mediterráneo, América Central y del Sur y otras regiones de Asia, experimentarán sequías más largas en los próximos años. "Las reservas de agua no se repondrán, e incrementarán los contaminantes del líquido vital", señalaba el artículo.

12. El 63% de las principales regiones productoras de vino desaparecerían en el 2050

Con el incremento de las temperaturas, muchas de las actuales regiones productoras de vino se convertirán en no aptas para los viñedos. Las elevadas temperaturas afectarán seriamente el hábitat no solo de plantas sino también de animales.

13. Muchos países están perdiendo su principal fuente de agua

Más de 1.000 millones de personas en todo mundo dependen de los glaciares como fuente de agua, pero los glaciares se están derritiendo de forma acelerada debido al calentamiento global, informó el IPCC.

14. La pesca disminuirá hasta un 50% en varias regiones

Para el año 2060, debido al incremento de la temperatura global en 2,8 grados centígrados, la pesca disminuirá hasta en un 50% en varias regiones ecuatoriales y partes de la Antártida.

15. Otros 20 millones de niños pasarán hambre

Un informe del Programa Mundial de Alimentos prevé que los fenómenos meteorológicos extremos dañen las tierras cultivables, amenazando la seguridad alimentaria de millones de personas. Los impactos sobre las cosechas provocarán un incremento del número de niños desnutridos en alrededor de 11 millones en Asia, 10 millones en África y 1,4 millones en América Latina, según el informe. Para el 2050, se espera que las cosechas en estas regiones se reduzcan hasta en un 50%.

fuente: actualidad.rt.com/


/////


EL CAMBIO CLIMÁTICO PODRÍA DEJARNOS SIN JUEGOS OLÍMPICOS EN EL FUTURO CERCANO.
*****


Amy Goodman y Denis Moynihan.

Democracy Now!

Rebelión jueves 25 de agosto del 2016.


Cuenta la leyenda que la primera maratón tuvo lugar en la Grecia antigua, en el año 490 A.C. Los atenienses habían impedido la invasión de los persas y enviaron a un mensajero a que fuera corriendo a llevar la noticia de la victoria desde el lugar de la batalla, la ciudad de Maratón, hasta la capital, Atenas. Corrió alrededor de 40km, entregó el mensaje y, acto seguido, se desplomó y murió al instante. Los historiadores cuestionan la veracidad de la leyenda, pero sigue siendo un mito fundacional del popular acontecimiento. Ahora, el futuro de la maratón en particular, y de los Juegos Olímpicos en general, podría estar en peligro. Un informe que acaba de publicar la revista médica británica The Lancet da a entender que para el año 2085 casi todas las ciudades que podrían ser anfitrionas de los Juegos Olímpicos serán demasiado calurosas para realizar eventos al aire libre.

Kirk Smith, catedrático de salud ambiental mundial de la Universidad de California, Berkeley, encabezó el equipo que redactó el artículo para The Lancet. Smith escribió: “La maratón es la actividad que exige mayor resistencia y, por consiguiente, da una buena idea de si las condiciones serán seguras para otras disciplinas olímpicas”. El científico observó que las temperaturas extremadamente elevadas ya han provocado que se cancelaran maratones, como ocurrió con la maratón de Chicago en 2007. Durante las pruebas de clasificación para elegir al equipo olímpico estadounidense que iría a los Juegos Olímpicos de Río este año, realizadas en Los Ángeles, el 30% de los corredores abandonaron la carrera debido al calor. El informe señala que: “En 2085, solamente 8 de las 543 ciudades fuera de Europa Occidental con capacidad de ser anfitrionas de los Juegos entrarían dentro de la categoría de bajo riesgo. Es decir, sólo el 1,5 por ciento”.

Los investigadores de The Lancet aprovecharon que las miradas de todo el mundo están puestas en los Juegos Olímpicos para plantear un hecho más importante: “Después de 2050, el mundo afrontará graves dificultades debido a que el grado y la velocidad del cambio climático podrían exceder la capacidad de adaptación de la sociedad”, escribieron los científicos. La mitad de los trabajadores del mundo trabajan al aire libre, acotaron, y los espacios exteriores, al igual que los espacios interiores sin refrigeración adecuada, son cada vez menos seguros. Advierten que “los golpes de calor tras realizar esfuerzo físico y sus consecuencias negativas, incluida la muerte, se volverán una parte fundamental del trabajo al aire libre en todo el mundo”. Si tomamos el ejemplo de otro deporte, miles de trabajadores están trabajando en condiciones de calor extremo en Qatar, construyendo estadios para el Campeonato Mundial de Fútbol de 2022 que se realizará en ese país. La Confederación Sindical Internacional estima que “más de 7.000 trabajadores morirán antes de que se patee la primera pelota de la Copa del Mundo de 2022”.

Estas terribles condiciones refuerzan la necesidad urgente de abordar la amenaza del problema climático. El Acuerdo de París alcanzado en diciembre aspira a poner un límite máximo de 1,5 a 2 grados Celsius al aumento promedio de la temperatura mundial. La ciencia sugiere, cada vez con mayor contundencia, que el clima está cambiando más rápido de lo previsto y que es necesario adoptar medidas en forma urgente. Cada día que pasa en que se debate este problema y se adoptan soluciones a medias, el problema se vuelve cada vez más difícil, sino imposible, de resolver.

Estados Unidos ha sido el mayor emisor de gases de efecto invernadero en la historia de la humanidad. Hemos quemado combustibles fósiles en forma desenfrenada durante siglos. Según la Administración de Información Energética del país: “Más del 80% del consumo total de energía en Estados Unidos durante los últimos 100 años han provenido exclusivamente de tres fuentes de combustibles fósiles: pétroleo, gas natural y carbón”. Si bien el uso de fuentes renovables, principalmente la energía solar y eólica, están aumentando, siguen representando una pequeña porción de lo que deberían para cumplir las promesas realizadas durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático celebrada en París.

El Presidente Barack Obama acaba de anunciar lo que probablemente será su última orden sobre estándares de vehículos eficientes. Su legado climático es considerablemente limitado (teniendo en cuenta, por supuesto, que tuvo que enfrentar en estos asuntos la firme oposición de los negadores del cambio climático del partido Republicano). Pero, ¿qué hay de los dos posibles sucesores de Obama? Hillary Clinton reconoce que el cambio climático es un problema urgente, pero ha dado una señal contraria al anunciar, esta semana, que su equipo de transición estaría encabezado por Ken Salazar, ex Secretario del Interior y ex senador de Estados Unidos por Colorado. Salazar ha promovido con entusiasmo la fracturación hidráulica y apoya la construcción del oleoducto Keystone XL y el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica ( TPP , por sus siglas en inglés).

Por su parte, Donald Trump ha descrito el cambio climático como un “engaño”. Mientras Trump asistió esta semana a su primera reunión informativa sobre información clasificada de seguridad nacional de Estados Unidos, el Golfo de México está siendo azotado por lluvias torrenciales e inundaciones. Al menos 11 personas han muerto y más de 20.000 fueron evacuadas de sus hogares en Baton Rouge y las zonas aledañas. En el sur de California, siguen los incendios forestales provocados por las graves sequías consecuencia del cambio climático, que han obligado a más de 82.000 personas a abandonar sus hogares. Julio fue el mes más caluroso de la historia desde que se llevan registros. Como parte de la información clasificada, a Trump le deberían mostrar las conclusiones del Pentágono, que durante años ha identificado el cambio climático como una de las peores amenazas a la seguridad nacional.

*****

© 2016 Amy Goodman
Traducción al español del texto en inglés: Mercedes Camps. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español.

Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 800 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 450 en español. Es co-autora del libro "Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos", editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.


*****