lunes, 1 de agosto de 2016

"LA SOCIOLOGÍA D E LAS AUSENCIAS". PAPA FRANCISCO LLAMÓ A “NO VENCER EL ODIO CON MÁS ODIO: EL NEOLIBERALISMO, O EL ROBO INSTITUCIONALIZADO DE LOS BIENES SOCIALES. AMÉRICA LATINA. EL FUTURO DE LA NUEVA IZQUIERDA. LA SOCIOLOGÍA DE LAS EMERGENCIAS.

&&&&&
Hoy lunes 1 de agosto, reiniciamos nuestras publicaciones de la Página: "La Sociología de las Ausencias", con artículos seleccionados, escritos en la semana, pero No publicados en el Facebook, que por su importancia, contenido - y muchas veces porque nos sirven para aclarar el escenario local-nacional-continental-mundial -. Representan trabajos que por su "extensión" no los publicamos y ahora nos vemos en la necesidad de ponerlos en circulación y conocimiento de todos ustedes estimados Amigos(as) que durante todos estos años nos han acompañado en la lectura de nuestros trabajos. Muchos de ellos no han sido publicados - pero en forma definitiva serán publicados en un próximo Libro -. Como Introducción.- "Que critiquen, pero el que maneja el carro soy yo", manifiesta el Presidente en respuesta a las críticas venidas del fujimorismo de Fuerza Popular y otros representantes políticos en el Congreso. El escenario nacional no es un ·"jardín de flores", desde hoy está siempre dominado por el veneno neoliberal y más allá la esperanza de millones de Ciudadanos, con la esperanza de que el "nuevo" chófer del carro, esta vez cumpla con llegar a la meta, pero cumpliendo todas sus promesas y compromisos. Presidente usted tiene un buen talante contra sus opositores, pero lleve el estado hacia los Ciudadanos de a pie .... camino a recorrer en la estrategia del Bicentenario Nacional.

En la coyuntura actual, reiniciamos esta noble tarea de investigación-información, con dos artículos producidos el fin de semana. El primero en referencia al "carro" del Presidente Kuczynski, donde el chófer es él, pero es el mismo modelo de carro de hace 25 años, pero los últimos tres conductores, su licencia de conducir no está actualizada, incluso uno de ellos ha "conducido" el carro con "piloto automático". Las críticas, pero críticas políticas son bienvenidas y el escenario nacional a trabajar está sumamente polarizado. Un segundo artículo sobre la crisis humanitaria, la poli-crisis, las políticas xenofobias y como crecen tres modelos diferentes de Globalización: La "globalización de la Indiferencia" como respuesta a la crisis migratoria, crisis humanitaria y la ausencia de una política social y humanitaria de las Unión Europea sobre la migración, el terrorismo y la guerra que hoy tiene en dos frentes. La "globalización de la Insurgencia", cuando miles - millones de jóvenes - de todo Europa, - siguiendo el paso de los Indignados de España de hace 4 años - hoy protestan en las plazas públicas con la "mundialización del desempleo", la guerra, la crisis de la Democracia, la destrucción del Estado de Bienestar Social, todo producto del fracaso absoluto de las políticas – “guerra”, lucha de clases sociales - de austeridad. Finalmente, un agradecimiento a todos ustedes y siempre expresarles que nuestras Páginas son Académicas desde la Sociología Política (No aceptamos propaganda política y menos publicidad, personal o colectiva) por respeto a nuestros Amigos (as) lectores. Gracias. Saludos. Con el cariño de siempre. Lunes 1 de agosto del 2016. Pablo Raúl.

/////



PAPA FRANCISCO LLAMÓ A “NO VENCER EL ODIO CON MÁS ODIO:
“Hay violentos en todas las religiones”.

Frente a dos millones de jóvenes de todo el mundo que participaron de la misa de cierre de la XXXI Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), el papa Francisco anunció que Panamá será la sede de la próxima Jornada y criticó el “doping del éxito a cualquier precio”. Los cinco días de la visita del Papa estuvieron marcados por varios mensajes del Pontífice en esa dirección. A las multitudes de jóvenes que se fue encontrando, les pidió sucesivamente que no se dejen engañar, que no crean en “vendedores de humo”, que sean “responsables de su propio futuro” y que tengan más “compromiso con los migrantes”. “Puede que los juzguen como unos soñadores, porque creen en una nueva humanidad, que no acepta el odio entre los pueblos, ni ve las fronteras de los países como una barrera y custodia las propias tradiciones sin egoísmo y resentimiento”, los animó Francisco. Los convocó en todo momento a buscar la paz: “Nosotros no vamos a gritar ahora contra nadie, no vamos a pelear, no queremos destruir. Nosotros no queremos vencer el odio con más odio, vencer la violencia con más violencia, vencer el terror con más terror”. En la tierra de San Juan Pablo II, presente en el recuerdo de Francisco desde el primer día, el Pontífice argentino justificó el elogio del presidente de la Conferencia Episcopal Española, cardenal Ricardo Blázquez, sobre su forma de “comunicar con los jóvenes”. Sin miedo a decir “chat” ni celular o a posar para las selfies, e incluso apelando a metáforas futbolísticas no paró de animarlos “a no detenerse en la superficie de las cosas y desconfiar de las liturgias mundanas de la apariencia, el maquillaje del alma para aparentar ser mejores”.
En el vuelo de regreso, el Papa afirmó que “no es justo identificar al Islam con la violencia” y destacó que “el terrorismo crece si no hay opciones”. “A mí no me gusta hablar de violencia islámica porque todos los días leo el diario y veo violencia aquí en Italia; este que mató a la novia, el otro que mató a la suegra, y éstos son católicos bautizados, son violentos católicos”, aseguró el Pontífice. “Si yo hablo de violencia islámica tengo que hablar de violencia católica, pero no todos los islámicos son violentos. Es como en la ensalada de fruta, hay de todo, hay violentos en esta religión”, insistió. “Creo que no es justo identificar el Islam con la violencia, esto no es justo y no es verdadero”, reforzó el Pontífice, consultado sobre el uso de la palabra “terroristas” y no “Islam” en los comunicados oficiales del Vaticano y en sus condenas a los ataques recientes en Europa. El Papa reconoció que “hay grupitos fundamentalistas” y agregó: “Yo me pregunto cuántos jóvenes les dejamos vacíos de ideales, que no tienen trabajo, buscan refugio en la droga, el alcohol, van allá y se alistan en grupos fundamentalistas”. También fue claro al distinguir al islamismo del Estado Islámico (EI): “Sí podemos decir que el EI se presenta como violento porque cuando nos hace ver sus cartas credenciales. Nos lo hace ver en la costa libia cuando cortan la garganta a egipcios, por ejemplo. Pero es sólo un grupito fundamentalista que se llama Isis. Por eso no es justo decir que el Islam es terrorista”.

*****

EL NEOLIBERALISMO, O EL ROBO INSTITUCIONALIZADO DE LOS BIENES SOCIALES.

Artículo dedicado a todos los Políticos, Banqueros y la “nueva” burguesía  Empresarial, que ahora llegó al gobierno. Harán realidad – el sueño de PPK – la modernización del país y su “revolución social”, la “República Empresarial”,  de cara al Bicentenario Nacional. Serán capaces de derrotar a la corrupción – veneno neoliberal - incrustado en la estructura del sistema: el modelo actual neoliberal de “nuestra economía”..
El neoliberalismo, como ideología dominante de nuestras sociedades, se ha mostrado como una estrategia de las élites dirigentes tendente a expoliar a la sociedad de bienes y derechos que se consiguieron tras décadas de durísimas luchas sociales a lo largo del planeta. Las políticas neoliberales se aplican a privatizar bienes comunes, como el agua, o servicios, como la educación, las pensiones, la sanidad, con el objetivo de convertir en negocio de unos pocos lo que hasta ese momento había sido patrimonio colectivo. Dicho de manera contundente, el neoliberalismo se sustenta en el robo institucionalizado de los bienes sociales. En realidad, la práctica neoliberal no es una excepción histórica, sino más bien la norma. Desde sus orígenes, el capitalismo se ha sustentado en una dinámica expoliadora en la que los pocos se hacían con los bienes de los muchos. El desarrollo inicial del capitalismo en Inglaterra, allá por los siglos XVI-XVII, se sustenta en un proceso de cercado de campos y privatización de bosques comunales, lo que sumió en la pobreza a miles de campesinos y enriqueció de forma fabulosa a una minoría, que consiguió una acumulación de capital de tal magnitud que pudo dar origen a la tremenda empresa de industrialización del XIX.
Este proceso vino apoyado por toda una serie de desarrollos legales, de gran dureza y brutalidad, tendentes a garantizar el dominio de esa minoría y la proletarización del resto de la población. A la gente del común se le impedía, incluso, recoger leña de esos bosques privatizados con la que calentarse o encender el fuego de sus cocinas. Por otro lado, y en la misma época, la empresa colonial en América supuso también un enorme expolio de riquezas que revirtieron en Europa y en su desarrollo capitalista, como atestigua, por ejemplo, la poesía de Quevedo. Una vez culminado el robo de bienes naturales, fundamentalmente la tierra, el capitalismo del XIX se aplica al robo del tiempo de trabajo y de los productos elaborados por la clase obrera. Los teóricos liberales habían fundamentado su doctrina en el trabajo, vinculando riqueza, esfuerzo y trabajo: quien más tiene es porque más se esfuerza, más trabaja, es decir, la propiedad es fruto del trabajo. Paradójicamente, la práctica capitalista se sustenta sobre lo contrario: el trabajo no produce propiedad, lo que se produce no pertenece al productor quien, en el XIX, debía contentarse con un salario de miseria. La historia nos muestra que la habitabilidad del capitalismo es, en realidad, una excepción histórica. Y, además, resultado de la encarnizada resistencia y lucha de la clase obrera. La profunda explotación que se produce en el siglo XIX desemboca en las revoluciones obreras de finales del XIX y principios del XX, fruto de la potente organización obrera. Ciertamente, y por desgracia, estas revoluciones culminaron en otra nefasta experiencia histórica, el estalinismo.
Pero esa potencia obrera, representada por las organizaciones obreras, por los países del socialismo real, se convirtió en una amenaza que estuvo en el origen de un “capitalismo de rostro humano”, el estado de bienestar posterior a la II Guerra Mundial. Ese capitalismo socialdemócrata y keynesiano supuso una excepción histórica, un espejismo, que el neoliberalismo se encargó de desmontar con celeridad tras la caída del Muro de Berlín. Desaparecida la amenaza soviética y roto el espinazo de la clase obrera a través de la domesticación sindical, el capitalismo pudo retornar a su senda histórica de robo y expolio. Las políticas que se aplican en la Unión Europea son la expresión más acabada de ese proceso neoliberal. La crisis no ha sido sino el instrumento de esas élites para aplicar medidas en beneficio propio y abundar en el expolio de los bienes colectivos. Vaciar la hucha de las pensiones, como hace, por ejemplo, el PP, no es sino una estrategia para promover el negocio de los fondos de pensiones, generando en la población el miedo a un futuro incierto. Porque el miedo es una eficaz arma política. Decía Rousseau que todos los males empezaron cuando alguien cercó un campo, dijo “esto es mío” y hubo gente tan simple que lo consintió. Dos siglos más tarde, en vez de campos, los expoliadores cercan la educación, la sanidad, las pensiones y dicen: esto es mío y de mis amiguitos del alma. Y hay gente tan simple, como diría Rousseau, que encima va y les vota. Juan Manuel Aragües, ElVentano.es

****
Empoderada en la primera parte del proceso electoral peruano, con un nuevo "Capital Político", sustentado el "gran diversificación y descentralización de la economía", como un intento para salir del modelo neoliberal, pero NO del sistema capitalista. Verónika asumió un nuevo Liderazgo Social, Participativo, Cívico y Republicano de cara al Bicentenario Nacional.
***
AMÉRICA LATINA. EL FUTURO DE LA NUEVA IZQUIERDA.
LA SOCIOLOGÍA DE LAS EMERGENCIAS.

De acuerdo con los planteamiento central, formulados por el Dr. Boaventura de Sousa Santos, sin embargo, considero importante en el contexto continental del escenario complejo, múltiple, turbulento – en un  Mundo Multipolar de Nuestra América – pero siempre manteniendo presente nuestra mirada a lo que sucede hoy en especial en algunos países del sur de Europa – Grecia, Portugal y hoy España – es necesario tener presente un conjunto de propuestas que hoy están vigentes en América latina, que se puede explicar en el amplio escenario de La Sociología de las Ausencias. Propuestas que hoy fluyen en el conjunto de luchas, movilizaciones y sobre todo cuando los nuevos Actores Sociales de la Nueva Sociedad Civil – el Poder Popular Local – protagonizan desde sus Movimientos Sociales, un “Nuevo Capital Político”, producto de las sucesivas luchas sociales, en lo central en defensa del Medio Ambiente, a partir de un conjunto de formas de resistencia histórica de la Cultura local y la Identidad Cultural Local.

Lo importante Dr. De Sousa Santos es como recuperamos la Confianza de la Ciudadanía en la propuesta de la Izquierda del futuro. Hoy es objetivo, real, que los “antiguos” planteamientos “propios” de la izquierda, son también propuesta de la derecha política empresarial en tiempos de Democracia Electoral. La Ciudadanía perdió total y absoluta confianza en la Política, en sus partidos políticos, en la “clase política”, en sus formas “ilegales” y “corruptas” de representación. Pérdida de confianza personal, social e institucional – que funciona como una unidad dialéctica – no sólo es a las políticas de la derecha o la centro derecha, etc. este proceso se ha “totalizado”, es a toda la Política. La Izquierda, con sus viejos caudillos nacionales y caciques provincianos, no ha sido capaz de una propuesta Política que vaya más allá de las corrientes dominantes del neoliberalismo, se ha fosilizado en simples “ideas” centrales que vienen desde los tiempos de la Caída de Muro de Berlín y otros tantos han entrado a ser parte de algunas propuestas “reformistas” parlamentarias, colaboracionistas, asistencialistas y populistas, de gobiernos que han traicionado los programas políticos propuestos en tiempos de “campañas políticas”. Hoy la “Nueva izquierda” intenta levantarse en un escenario por lo general – envenenado  por las políticas hegemónicas del neoliberalismo - Pero NO una “nueva izquierda” reformista, electorera, que sólo satisfaga intereses personales de determinadas élites de propietarios de “parcelas” de cómo lograron fraccionarla la izquierda en tiempos del neoliberalismo.

Es importante en el actual escenario continental de Nuestra América como defendemos la Democracia representativa, electoral, mediática, hasta novelada, (muchas veces procedimental) y en el proceso de mirar el futuro y la ubicación de la Izquierda en la “batalla de las ideas” – la democracia actual nos brinda las condiciones para intensificar el “gran debate”  nacional-continental – sobre como “salir”, consolidar, mejorar y por su puesto entrar a un escenario diferente el de la Democracia de Ciudadanos, desde la perspectiva de la Participación Ciudadana, desarrollado en el “escenario de las clases y la lucha de clases” es decir, el escenario que va “naciendo” con la Nueva Sociedad Civil, emergente, popular, plural, democrática, un Programa Político (anti-neoliberal).  Si realmente queremos “sobrevivir”, políticamente como Izquierda Democrática, tenemos la obligación política – por nuestra identidad político-social de clase – (disculpen pero aquí aparece con fuerza el problema del Estado, y si no lo “tocamos” políticamente, mejor nos dedicamos a “llorar” porque cayó el Muro de Berlín o porque “China Popular” hoy representa un “Capitalismo Estatal Imperialista”, “Un Estado, dos sistemas” (China y Hong-Kong) y vendemos flores en la “puerta de un cementerio.” Como recuerdo de los tiempos de la famosa Generación 68, París 68, la Generación Política Revolucionaria, que extraordinaria generación. Mis respetos y mi admiración eterna.

Obviamente si queremos trabajar políticamente y obtener resultados altamente democráticos, es importante tener presente el carácter del escenario, que el nuevo proceso de construcción social y política de la Izquierda del futuro – La Sociología de las Emergencias – forjar y construir Gobernabilidad Democrática – no es siguiendo las excelentes lecciones que nos imponen los “ilustres” pensadores y opinologos de la derecha político-empresarial  o los voceros – dicen ser líderes de opinión – del poder factico de los medios. En cambio, para nosotros es un proceso absolutamente diferente, distinto, de práctica permanente de Democracia Directa, desde sus propias raíces – conjunto de contextos sociales -  donde iniciamos “la batalla de las ideas”, la propuesta de nuestra Plataforma de Lucha (coyuntural, así  como  estratégica a mediano y largo plazo), los Atores Sociales (Nuevos Sujetos Sociales Históricos” – no son los mismos que la clase obrera en los tiempos del capitalismo industrial – hoy son tan diferentes, distintos y diversos, que representan un gran esfuerzo político llegar ante ellos, básicamente sectores populares, desideologizados, despolitizados y con una profunda influencia de las políticas neoliberales.(el veneno destructor de la organización, la ideología, la política y la representación).

La Izquierda hoy está totalmente desfasada, aislada, de los Movimientos Sociales – los conflictos sociales – por una razón muy simple: permanece encerrada entre cuatro muros de “propiedad” de pequeños propietarios – al estilo feudal – que se creen dueños absolutos de la pequeña parcela como la han fraccionado la izquierda.  La Plataforma de Lucha del Poder Popular, defensor del medio ambiente, la cultura local y los derechos históricos del Patrimonio Territorial de los Pueblos, (La explotación de los Commodities) es totalmente distinta, muchas veces contradictoria del ”nuevo capital político”, como parte del “nuevo capital democrático” que presentan al interior de sus conflictos, (La Nueva Democracia) contenidas en las nuevas propuestas políticas de la Democracia Asociacionista ( fundada, reconocida  en el conjunto de “redes sociales históricas de cada pueblo”, patrimonio de cultura, identidad, trabajo, resistencia popular, tradiciones, costumbres) raíz y base central, fundamental sobre la cual (in)surgen los Nuevo Líderes Comunitarios. (Hoy esta realidad está presente en el escenario de la lucha de clases de nuestra América, y es parte de la Nueva Democracia). En conclusión, cerrando “el telón” de defensa y resistencia de la Democracia de Ciudadanos, Participativa, de la Nueva Izquierda del futuro, está presente en todo el proceso – como ideología y política socialista – la IDENTIDAD POLÍTICA HISTÓRICA DE LA IZQUIERDA. Si no somos capaces, en realidad de recuperar – nuestra propia identidad como Ciudadanos Políticos, como Socialistas Democráticos, como Ciudadanos comprometidos con el futuro de nuestro pueblo –, porque también la perdimos en estas tres décadas de “ilusión” “romance” y “paraíso divino”, que nos ofreció la globalización neoliberal. La Identidad de la Izquierda en el futuro, es en el proceso de construcción social y política de que Otro Mundo Socialista, Democrático, Participativo, de absoluta defensa de la Madre Tierra, si es posible. Compromiso democrático, como Derecho al futuro.

*****