lunes, 5 de septiembre de 2016

CHINA: EL BREXIT COPA EL G-20. CUMBRE DEL G-20: ENCALLA LA NEGOCIACIÓN DE EEUU Y RUSIA SOBRE SIRIA EN EL G-20.

&&&&&
Los Mandatarios del G-20 están reunidos en la Cumbre en la provincia de Hangzhou, China, Cumbre inaugurada por el Presidente chino Xi Jinping, bajo los grandes objetivos políticos estratégicos de abordar el problema de la desaceleración económica, el problema del crecimiento y como disminuir las desigualdades, sin embargo el problema de la Guerra en Siria – y los miles de emigrantes – la tensión político-militar en Turquía, el Estado Islámico del ISIS, y el grave problema generado en la últimas elecciones en el Reino Unido (Inglaterra) resultó el problema de Brexit o la salida de los ingleses del seno de la Unión Europea- El Presidente Obama, el Ruso Putin, la Canciller Alemana, Merkel – que acaba de perder internamente unas elecciones regionales, consecuencia directa de haber aceptado a miles de emigrantes en su país – la Primer Ministra de Inglaterra, Teresa May, los cancilleres de Estados Unidos sr. Kerry y el ruso Lavrov, definitivamente al abordar problemas comunes y globales – político-militares - opacaron los objetivos políticos estratégicos planteados por el presidente chino sr. Xi. Situación semejante ocurrió con el grupo de países de las economías emergentes de los BRICS – totalmente opacados, no solo por el problema del crecimiento económico y desaceleración de sus economías que les compete directamente, sino que pareciera, que había un presente incómodo, como es el “golpista” presidente de Brasil sr. Temer. Ayer domingo y hoy lunes, los presidentes de Estados Unidos y Rusia y sus Cancilleres deben estar abordando en reuniones extraordinarias el grave problema de Siria y como detener la guerra – tensión mundial -. Mientras las propuestas económico-políticas – centrales en la coyuntura actual, con plena seguridad no tendrán la importancia político estratégica que sí consideró el presidente chino sr. Xi, como organizador del evento mundial del G-20 o las 20 economías mundiales más desarrolladas, que en la coyuntura actual, tanto internamente – como problemas de la desaceleración de sus economías, la parálisis del crecimiento macro-económico y en el fondo para nosotros el más grave y brutal problema mundial, como es la Desigualdad Económico-social-laboral.  Una Cumbre  más, y los graves problemas globales de cuya responsabilidad ellos son actores directos, no serán abordados en la dimensión y serenidad que exigen los tiempos políticos de la coyuntura mundial.

/////





La premier británica, Theresa May, activó su maquinaria diplomática.


CHINA: EL BREXIT COPA EL G20.
Siria, Turquía, Trending Topic en China.
*****
Los mandatarios de las principales potencias del mundo aprovecharon para discutir en maratónicas reuniones algunos de los temas más importantes de la agenda internacional.

Página /12 lunes 5 de septiembre del 2016.

El anfitrión de la cumbre del G-20, el presidente chino Xi Jinping, inauguró ayer la cita con un llamado a todos sus invitados a concentrarse en la economía y en buscar “una senda de crecimiento” para “reducir las desigualdades”, pero sus ruegos quedaron opacados por las maratónicas reuniones que se realizaron al margen por otros temas como el Brexit, la guerra en Siria y la tensión con Turquía.
Mientras se espera que la resolución final que se firmará hoy, al cierre de la segunda y última jornada de la cumbre, esté enfocada en temas económicos multilaterales, los mandatarios de las principales potencias del mundo aprovecharon para discutir algunos de los temas más importantes de la agenda internacional.
El Brexit y sus posibles consecuencias económicas para el bloque y sus aliados comerciales fue uno de los temas que dominaron el encuentro.
La primera ministra británica, Theresa May, activó hoy toda su maquinaria diplomática en su primera cumbre del G20 para dar el puntapié diplomático inicial al Brexit, con la ratificación de la salida de la Unión Europea (UE) y la búsqueda de nuevos aliados comerciales, y rápidamente se encontró con críticas y advertencias. La jefa del gobierno británico arrancó la mañana en Hangzhou con un encuentro bilateral con Obama, la primera reunión entre ambos desde que May asumió el poder a mediados de año, tras la renuncia de David Cameron, desatada por la victoria del Brexit en las urnas.
El encuentro fue ameno, pero en la conferencia de prensa conjunta posterior Obama intentó evitar quedar en la mira de las críticas de sus aliados del G20 y descartó que una de sus prioridades antes de abandonar el gobierno en Washington, en enero próximo, sea firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Londres.
Con la salida de Reino Unido de la UE, la potencia británica queda afuera de la zona de libre comercio europeo y de los TLC firmados por el bloque con otros grupos o países, entre ellos Estados Unidos. Por eso, una vez que May concrete la salida, tendrá que comenzar a ratificar sus alianzas comerciales con nuevos acuerdos bilaterales. Esto provocó malestar en los pasillos de la sede, donde algunos diplomáticos europeos se quejaban lejos de los micrófonos y recordaban que Londres no puede negociar nada bilateralmente hasta que no abandone formalmente la UE.
May también enfrentó una ofensiva diplomática poco común de Japón.
Antes de comenzar la cumbre, el gobierno japonés difundió un documento oficial de su Cancillería, en el que amenazaba a Londres con retirar las empresas niponas y mudarlas a algún país de la UE “si las leyes del bloque europeo quedan sin aplicación en el Reino Unido” una vez que se concrete el Brexit.
Respecto de otro de los temas clave de la Cumbre, tanto la delegación de Rusia como la de Estados Unidos fueron claras al afirmar que utilizarán esta cita diplomática para acelerar las negociaciones bilaterales para alcanzar una tregua en Siria y asentar las bases para un estable diálogo de paz. Sin embargo, ni bien llegó a la ciudad china de Hangzhou, la sede de la cumbre, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aclaró que la negociación no será fácil. “Si los rusos no hacen concesiones para reducir la violencia y mitigar la crisis humanitaria, será difícil lograr la siguiente fase”, explicó Obama, quien consideró el alto el fuego como una condición indispensable para las conversaciones de paz. Mientras sus cancilleres negocian contrarreloj cara a cara, Obama se reunirá a solas con su par ruso, Vladimir Putin, hoy lunes.
El otro tema que dominó la jornada fueron los intentos de algunas potencias occidentales de reconciliarse con Turquía, después de varias semanas de fuertes críticas por la masiva purga y la ola de detenciones que aprobó el presidente Recep Tayyip Erdogan después del fallido golpe de estado del 15 de julio pasado.
Erdogan se reunió en dos encuentros bilaterales con Obama y con la canciller alemana, Angela Merkel, y ambos moderaron dramáticamente su discurso. El primero elogió al “pueblo turco” por “su compromiso con la democracia” y le recordó a Erdogan su alianza militar contra el Estado Islámico al afirmar que tienen “que terminar el trabajo” de destruir a la milicia en Siria, país que Washington bombardea desde el aire y Ankara invadió recientemente. Merkel, por su parte, prometió a su par turco que puede haber “noticias positivas” en los próximos días sobre la eliminación de visas para los ciudadanos turcos que viajen a la UE, la contraparte firmada por Bruselas para que Turquía cierre por completo sus fronteras, no permita más el paso de refugiados e inmigrantes a Europa y, además, acepte a todos aquellos que sea deportados desde el Viejo Continente.
Ajeno a estas negociaciones bilaterales, el presidente y anfitrión chino, Xi, eligió inaugurar la cumbre de las veinte principales economías desarrolladas y emergentes del planeta –entre ellos la Argentina– con un llamado a buscar soluciones a los problemas económicos del mundo.
*****
 

El estadounidense Kerry y el ruso Lavrov este domingo en Hangzhou. EFE.
***

CUMBRE DEL G-20: ENCALLA LA NEGOCIACIÓN DE EEUU Y RUSIA SOBRE SIRIA EN EL G20.

*****
Obama y Putin tratarán la guerra del país árabe este lunes en Hangzhou al margen de la cumbre.
El País. Hangzhou lunes 5 de septiembre del 2016.
Makarena Vidal Liy.

En las cumbres del G20, la sustancia no suele encontrarse en las sesiones plenarias de discursos rimbombantes ni en unos comunicados casi siempre insustanciales. El intríngulis suele estar en las sesiones bilaterales entre los mandatarios, y pese al llamamiento inicial del anfitrión, el presidente chino Xi Jinping, a evitar las declaraciones huecas, la inauguración de la cumbre de Hangzhou este domingo no fue una excepción. El asunto dominante se abordó entre bambalinas: Siria.


La alemana Angela Merkel con el turco Recep Tayyip Erdogan, Erdogan con el estadounidense Barack Obama, el francés François Hollande con el presidente ruso, Vladimir Putin; todos ellos trataron en sus conversaciones uno a uno la guerra civil. Pero las expectativas de anuncio de un acuerdo entre EE UU y Rusia (que defienden bandos enfrentados en la contienda) para tratar de llegar a un acuerdo para un alto el fuego se vieron frustradas. Las conversaciones entre el secretario de Estado de EE UU, John Kerry, y el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, se prorrogarán este lunes, para intentar cerrar un pacto que no se ha logrado en sesiones previas en Moscú, Washington o Ginebra.

El presidente estadounidense se reunirá con Putin también el lunes, en un encuentro que se esperaba pero que el Kremlin no confirmó hasta el último momento. Aunque Moscú no ha precisado los asuntos a tratar, el formato ni la hora precisa del encuentro entre dos líderes cuya relación siempre se ha caracterizado por la frialdad, pase lo que pase Siria, donde continúa intervención del Ejército turco, será uno de los ejes de la conversación. Este domingo el ISIS ha perdido, en la frontera turca, su última salida al mundo exterior.

“Aún no lo hemos logrado”, declaró Obama al término de una reunión con la primera ministra británica, Theresa May.

“Es una obra muy delicada. Son negociaciones difíciles. Mantenemos graves diferencias con los rusos, tanto en lo que respecta a quiénes apoyamos como al proceso que hace falta para conseguir la paz en Siria”. “Es prematuro decir que tenemos el camino despejado, pero existe al menos la posibilidad de que logremos algún progreso”.

Horas después, y cuando estaban listos los preparativos para una rueda de prensa conjunta con Lavrov, Kerry emergía solo para confirmar el punto muerto. Aún quedaban por resolver, explicó, “un par de asuntos complicados”. Un funcionario del Departamento de Estado citado por la agencia France Presse responsabilizaba a los negociadores rusos por “desdecirse en algunas de las áreas donde pensábamos que estábamos de acuerdo”.

En una reunión informal con dirigentes del grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), Putin subrayó su posición: “conflictos de este tipo solo pueden resolverse de manera decisiva por la vía política”.

El acuerdo de cooperación militar y de cese de hostilidades entre las milicias de la oposición -apoyadas por EE UU- y las fuerzas del régimen, a las que respalda Rusia. En agosto, las negociaciones tuvieron su gran escollo en la designación de los grupos “terroristas” a los que se pueda seguir atacando durante una tregua con el visto bueno de la ONU. El quid está en la inclusión del Frente de la Conquista, el antiguo Frente Al Nusra que se declaraba vasallo de Al Qaeda, y junto al que luchan otros grupos que reciben el apoyo estadounidense.

Mientras en las reuniones en los márgenes Putin y May trataban de acercar posturas, como Erdogan y Merkel, y el Brexit se convertía en otro de los asuntos más abordados, en su discurso de inauguración Xi instaba a encontrar una nueva senda para el crecimiento mediante “acciones reales”. El presidente chino, que aspira a obtener resultados concretos en esta cumbre para demostrar que su país es un actor clave en la solución de los problemas económicos globales, enumeró entre los numerosos “retos y riesgos” la des aceleración del comercio y de la inversión y el menor ritmo de crecimiento.

Para garantizar el éxito de la cumbre, que ha dejado a Hangzhou convertida en una ciudad vacía, China no ha escatimado esfuerzos ni inversión. Su determinación a asombrar el mundo durante estos dos días volvió a quedar patente en la gala nocturna de homenaje a los líderes, un grandioso espectáculo con la firma del director de cine Zhang Yimou.


*****