lunes, 1 de julio de 2013

CHUQUIBAMBA. Nuestra cultura local. Tierra olvidada, “paraíso” territorial aún no descubierto en la Modernidad.

&&&&&
Chuquibamba, capital de la Provincia de Condesuyos, tierra enclaustrada en los Andes sur peruanos a 2,880 m.s.n.m., tiene una superficie de 1,255 Kms2 con una población de 4,123 habitantes según el censo del 2005. (Si establecemos una relación directa de información a partir de 1960, los Censos Nacionales nos informan el “proceso intenso de migración de nuestra Provincia y Distrito, hacia la Capital de la región y la Capital de la República”). Etimológicamente la palabra Chuquibamba proviene de la voz quechua “Choquepampa” que significa “llanura de oro” ( otros “pampa de piedras”, otros “lanza de oro”), según algunos historiadores mencionan que la Fundación española se realizó el 15 de julio de 1565. Definitivamente fue julio, en homenaje al nombre de Santa Ana y la Catedral). Es elevada a Villa el 12 de noviembre de 1827 y a categoría de Ciudad el 24 de diciembre de 1870. ( Datos y fechas que no son nuestros, pero los utilizamos con profunda duda). Ha sido inquietud del Honorable Concejo Provincial de indagar sobre su fundación y “al no existir fecha definida”, en Sesión del 3 de diciembre de 1977 se decide instaurar como Día Cívico el 7 de diciembre, siendo reconocido por Decreto Supremo N° 043-78-IN del 24 de noviembre de 1978. Pero si nos referimos ya a Chuquibamba como Distrito, en su compresión territorial existe una cultura local propia, que los Arqueólogos e Historiadores han dado en calificar como “estilo local Chuquibamba”. Como también recientes investigaciones arqueológicas y de carácter etnohistórico, han detectado la presencia de una Etnia o Nación oriunda: los ARUNI, cultura que tuvo gravitación socio-política y económica en una amplia área del Kuntisuyo ( que era el poniente del Cusco), así como su habitad matriz fue la zona de Chuquibamba. 


Obviamente, en el contexto de la presente introducción con relación a las fiestas populares, el Carnaval WIFALA 2013, parte de nuestra cultura local, de nuestra identidad cultural colectiva, si en relación con esta realidad, tomamos solamente una interpretación de su origen como “llanura de oro” o “lanza de oro”, hoy el camino lo están abriendo jóvenes y adultos – generalmente marginados, excluidos del sistema legal, vigente y dominante – en relación con la minería, están trabajando grandes surcos desde Pacaychacra, - posiblemente con las minas de Gandolfo - pasando por los límites extremos de los Distritos de Río Grande, Yanaquigua, Andaray y llegar hasta el extremo nor-occidental del Distrito de Cayarani, - distrito con amplia pobreza, minería legal e informal, biodiversidad y eco-sistemas - ahora con Empresas Mineras formales y también con miles de mineros informales. El turismo se abrirá también en esta coyuntura local-regional-global por el gran descubrimiento del Cañón más profundo del mundo, el Cañón de Chichas y la gran biodiversidad, eco-sistemas y los extraordinarios Conocimientos Ancestrales que aún permanecen en el devenir de la vida diaria del poblador chuquibambino como potencial riqueza cultural de amplia y profunda diversidad, presente en la memoria social, en las tradiciones, costumbres, danzas, música y su rica y reconocida gastronomía, sistematizado en su cultura popular como en su reconocida y prestigiada identidad cultural colectiva del Ciudadano Chuquibambino.
/////

CHUQUIBAMBA.
 Nuestra cultura local. Tierra olvidada, “paraíso” territorial aún no descubierto en la Modernidad.
*****
Gastronomía, cocina, alimentación sana y saludable, fuente inagotable de nuestra riqueza cultural. Pueblos prodigiosos y originarios para la diversidad turística. Forjemos nuevos Líderes, para construir el “Clúster del Queso” y muy pronto estaremos en el mundo que nos espera y nosotros esperamos al mundo de la “Ciudad Global”.

Homenaje y reconocimiento, a la extraordinaria juventud, que hace 50 años fundó y mantuvo en el tiempo, el “Club Juventus”.

“En Memoria del Sr. Prof. Juan Álvarez Lozada, extraordinario amigo, insigne gonzaguino, talento deportivo, inolvidable en nuestra memoria histórica”.
*****


Nuestra Ciudad. Chuquibamba, capital de la Provincia de Condesuyos. Una historia de rebeldía, tradiciones, pobreza y abandono de los gobiernos de turno. Pueblo indomable, gigante en su resistencia, con la fuerza “volcánica” de sus montañas y nevados, construye el camino del desarrollo hacia la Modernidad.
*****
Chuquibamba: Mi tierra linda, cuna de hombres libres, juventud semillero de talentos, agricultores, ganaderos, artesanos; arrieros, peones y gañanes; músicos y cantautores, insignes deportistas, policías y militares, grandes y extraordinarias mujeres de la ciudad y el campo, reconocidos profesionales e intelectuales. Pueblo de gente rebelde, trabajadora, fuerte e indomable en la Historia. Eres la verdadera sociedad de las habilidades, sociedad semillero de talentos, aún invisibilizada en tu verdadero valor, importancia y trascendencia en el tiempo.



Autor.- Dr. Pablo Raúl Fernández Llerena.*

Sociólogo. Politólogo.

“No estoy de acuerdo con tus ideas, pero defiendo tu sagrado derecho a expresarlas”.
*****
Chuquibambinos: con pie firme, por primera vez, debemos “explotar” en beneficio de nuestra población la riqueza de nuestros conocimientos ancestrales, hoy verdaderas “joyas de oro”,   principal depositaria de la cultura popular en el mundo  globalizado. Potencialicemos la diversidad de saberes y prácticas, presentes en nuestra sociedad de las habilidades, reconocidas formas asociativas, comunitarias y tradicionales, de organización, trabajo, fiestas,  representación; debemos hacer conocer  y presentar ante el mundo, el verdadero valor e importancia de nuestra amplia, rica, potente biodiversidad, la extraordinaria cocina, parte hoy de la “revolución” gastronómica nacional que heredamos de nuestros padres, comida, alimentaria soberana, sana, saludable, “única”  por la composición de sus platos tradicionales, verdaderas fuentes de sabiduría popular; puente nuestro y plataforma en construcción que nos permite ingresar al mundo de la competencia global y el poder del mercado único mundial, por camino propio, forjado y construido potencializando nuestra economía local: Un clúster industrial del queso, el turismo rural, es parte del ingreso a la Modernidad ; pueblos andinos, “paraísos” acogedores, “nuevos”,  riqueza territorial, reconocido y valorado aprendizaje social, fuente inagotable de nuestra cultura popular, fortaleza creativa de nuestra historia social, diversidad originaria, riqueza turística del Perú  presente en su extraordinaria diversidad geográfica, biológica y natural. Pero sobre todo en la libertad étnica y cultural.

1.-Introducción. Nuestra cultura local, su diversidad cultural.

Como cada 21 de mayo, se celebra el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, gracias a la Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural, se considera “tan necesaria para el género humano como la diversidad biológica para los organismos vivos”. ¿Por qué necesitamos un día para su defensa? Millones de pueblos en el mundo, necesitamos de esta fecha no sólo para recordar o celebrar, sino para construir y desarrollar políticas locales de defensa y protección de nuestra cultura,  nuestro patrimonio cultural, porque  los países desarrollados dotan a la cultura predominante en ellos con un halo de supremacía sobre las culturas de los países empobrecidos. La globalización tecnológica, hoy utiliza la globalización cultural – la occidentalización del mundo) para la imposición de sus productos en los mercados en expansión, son cientos de canales, formas, estilos, circuitos, mecanismos a través de los cuales hoy penetra la cultura de los países dominantes. El poder global de las industrias culturales, la revolución de las redes sociales no tiene límite en el tiempo y el espacio, en su imparable camino va expropiando lo que nos pertenece, somos una de las Naciones más mega diversas del planeta – con sus 84 de las 117 zonas de vida – Un territorio exquisito. Un arco iris de sonidos, sabores, valores y colores que se manifiestan en más de 50 lenguas nativas, aún vivas; miles de danzas, vestimentas originarias ancestrales instrumentos musicales que se dejar ver y escuchar en las grandes fiestas populares y religiosas. País de una maravillosa riqueza natural. Debemos recoger, aprender, enriquecer las sabias enseñanzas de nuestros pueblos históricos, con la finalidad de fortalecer la resistencia cultural y aún, hoy como Ciudadanos  pertenecientes a una comunidad, a un pueblo, a una Nación nuestra lucha de resistencia se inicia desde el poder local, la Sociedad. Civil, Real, popular y democrática.

Situación dominante que genera y presenta hoy, dos aspectos negativos a considerar: la continua desaparición de culturas, y la radicalización de pueblos que ven peligrar su cultura milenaria ante la imposición de otra tangencial o directamente contraria a su forma de vida. Este proceso hoy en el mundo presenta una respuesta local mundial: el Desenclave Cultural, es decir, cientos de miles de pueblos, con sus propias culturas, responden a las culturas dominantes, presentando ante el mundo lo mejor, lo propio que los caracteriza, que los identifica, que los diferencia y que los une de otros pueblos y culturas locales. Observen, tener otra y nueva mirada sobre nuestro país, como hoy cientos – por no decir, miles – de culturas locales – pueblos, distritos, comunidades históricas, pueblos originarios – se sienten orgullosos de presentar  ante el mundo lo mejor y propio que tienen,  han heredado, hoy recrean, enriquecen, mejoran y siguen construyendo como su propio patrimonio, que les pertenece. La historia y memoria social, la grandeza, valores, fuerza, energía, coraje,  experiencia y la práctica ancestral de cada pueblo frente al gigante – la pretendida globalización cultural – que nos quiere a cada instante, cada momento intenta por miles de formas devorarnos, desaparecernos, pero ahí, (in)surge la fortaleza, la resistencia cultural de cada pueblo, por mantener, conservar, y desarrollar lo nuestro, lo que nos pertenece.


Nuestro Majestuoso Nevado Coropuna, perdió el 50% de su hielo, en las últimas décadas. Mucho cuidado la crisis del cambio climático global está afectando seriamente su área glaciar. ¿Miremos con mayor responsabilidad y compromiso que va a pasar hacia el 2020?.
***
La historia de las diferentes culturas tiene un denominador común: el mestizaje. Toda cultura bebe de diferentes manantiales por su proximidad o por acercamiento. El problema surge cuando una cultura es sumergida forzosamente, deja de beber y termina ahogándose. Cada cultura crece en contacto con otras y cuando se aísla termina sucumbiendo por inanición. La palabra clave para cualquier diálogo es respeto. Respeto no es tolerancia, “Hay dos palabras que me dan mucho miedo: una es tolerancia y la otra integración”. “Pero una tercera, la confianza, me da valor, impulso, energía, fuerza milenaria en defensa de nuestra cultura e identidad cultural colectiva”; Las primeras, expresan que la integración suele confundirse con asimilación y que tolerancia tiene un halo a resignación que está alejado del consabido respeto en el que ha de basarse cualquier relación humana. Una relación tolerante tiene planos a distinta escala y un trasfondo forzoso e inevitable. Por el contrario, una relación basada en el respeto sitúa a las partes en el mismo plano y trasluce sensibilidad y empatía. Pero la confianza, garantía de construcción social, amistad, unidad, querencia, solidaridad, compromiso con la historia de mi Pueblo.

Otro concepto importante, presente es Desarrollo. La tradición, lo antiguo y originario enriquece, alimenta a la modernidad, y ésta asimila, recrea y reproduce dialécticamente la tradición. La cultura de una sociedad es la base sobre la que se organiza, establece los cauces indicados de comunicación, enfatiza y estimula el uso del saber tradicional y genera la cultura material. Es la forma de ver el mundo que un colectivo posee. Considero importante: toda cultura se enmarca en un entorno geográfico, territorial (cultural y biodiversidad) que marca los límites de desarrollo. La relación de culturas diferentes genera un avance en la forma de organizarse social y económica, porque ayuda su adaptación a las circunstancias que genera la mundialización favorecida por las Tecnologías de la Información y la Comunicación. La tecnología, el conocimiento y la cultura material son objeto de posible intercambio. En definitiva, se convierte en contribución al Desarrollo de la sociedad y a la Cooperación para el Desarrollo de otras.

Pasada más de tres décadas de vorágines, cambios políticos y sociales con repercusiones a todas las escalas, lo que ha sucedido en el mundo globalizado no es sino el reordenamiento de la cultura local, tanto en países como en regiones. En algunos casos, incluso, lo local se ha vuelto global, para sorpresa de muchos. Sin embargo, hay pueblos, comunidades y/o poblaciones que hasta hoy no “despiertan” frente a la permanente política de dominación cultural e internamente al masivo proceso de migración*, situación que hoy origina, que comunidades, anexos, distritos, se quedan despoblados, convertidos en “pueblos fantasmas”, su población migra y sigue saliendo en busca de nuevos horizontes, de nuevas alternativas ante su pobreza, marginación, olvido de los gobiernos de turno, abandonado con sus políticas  al agro nacional - agricultura y ganadería sobreviven a pesar de ocupar la mayor población económicamente activa. PEA – y el propio proceso interno de la migración provincial-regional. La población de comunidades y distritos migra a la capital provincial y los “antiguos” hacia la capital regional y capital de la República.

El mestizaje interno, presente en las últimas décadas en la capital de nuestra provincia, es muy fuerte, pesada, pausada, manifestación concreta del proceso nacional, propio y actual del Perú Profundo – “el campo” en la pequeña ciudad, lugar donde la “convivencia cultural” – cohabitación cultural - coexisten, conviven, el cambio cultural es muy lento y progresivo, sin embargo, la resistencia cultural de nuestra “vieja sociedad” lucha por mantenerse aún activa en el tiempo. Es parte de nuestra realidad cultural hoy, estamos caminando por la larga avenida del siglo XXI, como Sociedad Civil local, - no emergente,- aún, nos falta un impulso, una plataforma de lanzamiento propio hacia la modernidad -, pero sí popular, plural y democrática, muy tradicional y fuertemente “posicionada” en su rebeldía, tradición e historia; el “nuevo” poder local, aún es muy débil, siente temor y desconfianza de abordar e ingresar al futuro, a la modernidad desarrollando, recreando, enriqueciendo lo tradicional, originario y antiguo, que es nuestro mejor tesoro, invisibilizado en el tiempo por intereses mezquinos, hoy garantía de legitimidad, para ingresar hacia la “modernidad”.

2.- Nuestra “vieja sociedad”, pueblo tradicional: garantía y
     fortaleza para ingresar a la Modernidad.

Nuestra “vieja” sociedad,  ciudad capital, pueblos tradicionales, emergentes en sí, luchadores, nuestros distritos, comunidades originarias, anexos, guardianes de nuestras tradiciones, presentes en nuestra historia: sociedad de las habilidades, fortaleza social y enérgico defensor de nuestras tradiciones, costumbres, usos, sinergias, potencialidades; pueblo semillero de talentos, aún ubicados en la “vieja” sociedad – agraria, ganadera, artesanal -, comunidad histórica donde las redes sociales tradicionales, históricas, aún se mantienen en el tiempo:  familia, barrios, pagos y anexos: pilares comunales, defensores de nuestras costumbres, música, fiestas religiosas y populares; Hoy en la coyuntura del nuevo milenio, tenemos  elementos propios para ser parte importante, participativa, decisiva en la gran “revolución”  Gastronómica Nacional, cocina peruana vigente en el escenario, la soberana alimentaria, sana, saludable,. Verdaderamente, nosotros – descubriendo nuestro pasado hoy en el presente, estamos plenamente seguros, que será semilla productiva y su proyección hacia el futuro - mantenemos y protegemos un verdadero tesoro, cuidado y conservado, como las lindas y hermosas flores de la campiña y la huerta del “Tío Juan Chuna”. La cocina chuquibambina – cocina originaria, alimentación pura, sana y saludable, incluido la inmensa y rica variedad en los distritos, pueblos y comunidades – representa hoy la plataforma sostenida en columnas de oro – como las minas de Gandolfo – realidad “descubierta”, que nos permite ingresar a la modernidad del mundo globalizado: la grandeza y riqueza inmersas en nuestro plato bandera: Queso al Horno, el cuy – chactado, pepián de conejo - el puchero – la combinación de componentes tradicionales y únicos hacen de este plato un gigante en la cocina y gastronomía local, regional y nacional-, el chaqui y el chairo, los chicharrones, la pachamanca, el soltero de queso, tamales, el almuerzo de rompe, la zarza de patitas, criadillas, gelatina de patas, y el infaltable Helado de leche o de airampo y por su puesto nuestra reconocida Música.(Cómo suenan las guitarras, las voces de nuestros cantantes y el mensaje social de nuestros canta-autores) Un buen Vino del Valle de Chorunga y felicidades para todos.


“WIFALA 2013”. Alcalde Sr. Miguel Manchego formula la presentación Oficial del Carnaval chuquibambino en el Palacio Municipal de Arequipa. Invitación para bailar, jugar, comer, jaranear y gran diversión cultural durante 15 días.
***
Esta riqueza cultural hoy está asociada, mantiene una permanente imbricación histórica con el conjunto de saberes populares, nuestros conocimientos ancestrales, posesionados aún a pesar del tiempo en nuestras “viejas” y respetables familias, así como distinguidas y veneradas señoras de la ciudad y el campo, ( que grandeza y sabiduría tienen nuestras “viejas” cocineras, depositarias de lo más sobresaliente de nuestra cultura popular,  formas inéditas de ejercer un liderazgo originario, que todos abrumados e impactados por sus enseñanzas y tradiciones, nos rendimos a su sabiduría originaria, y además el uso de un lenguaje, realmente propio, que fácilmente ingresa valorado al complejo ámbito de la comunicación intercultural), cómo hoy “hablan” en nuestra música y danzas nuestra rica y extraordinaria diversidad cultural local, distrital, provincial; nuestra identidad cultural colectiva con cuanta grandeza están presentes en todas las generaciones gonzaguinas, amigos y camaradas del barrio, pagos, anexos y comunidades, donde realmente se construye Amigos por siempre y para siempre; la riqueza de nuestra campiña, familias tradicionales, respetables, ejemplos de sabiduría, valores personales y sociales; familias y barrios depositarios  únicos y auténticos de extraordinarias  sinergias – enseñanzas, prácticas, tradiciones, formas de organización - locales y provinciales que hoy permanecen vivas en el tiempo y sin duda alguna constituyen una verdadera palanca social, compromisos, alianzas locales, para proyectarnos hacia el futuro -;

Todos conjuntamente asumimos de formas distintas la protección de nuestra biodiversidad: cuánta sabiduría popular existe en el uso de plantas, animales, ojos y manantiales de agua, potajes, fiestas religiosas y populares ( nuestro Coropuna, sus lagunas, el río “grande, sus quebradillas, cuanta inspiración está presente en la Música reconocida a nivel nacional: Los Errantes y los Trovas, como Tríos históricos, representan la plataforma, la fortaleza que enriquece nuestra gastronomía, alimentación soberana e invita a nuestra segunda presentación hacia el mundo de la Modernidad: El turismo Rural Comunitario en sus diferentes y diversas prácticas, hoy, constituye la palanca social, para la presentación de nuestra riqueza cultural, en el campo de  la gastronomía – la alimentación sana y saludable - y el mundo del turismo; Cuántos y qué tipo de liderazgos colectivos emergen,  “nuevos” Líderes sociales y humanistas, van surgiendo con el poder local de nuestro pueblo. Características sociales y cualidades personales necesarias para presentar ante el mundo un Tercer (piso, básico y fundamental) la construcción local, propia, de un “Clúster” del Queso Chuquibambino, - el producto bandera de nuestra agricultura y ganadería - alianza productiva, industrial, que sistematiza todo el poder local productivo, hoy separado, para mejorar la calidad y potenciar colectivamente – reproduciendo nuestras sinergias locales propias – hacia el mercado regional y nacional.

Todo este trabajo de construcción social, productiva, sustentable entronca, se comunica, es parte participativa, deliberativa de todo el proceso local-provincial de fortalecer, consolidar mecanismos, enriquecer alternativas de protección y defensa en el escenario complejo de la resistencia cultural de ser parte del movimiento Mundial “la Vía Campesina”, en los contextos de la alimentación soberana, sana y saludable, protección y defensa de nuestra biodiversidad y la riqueza cultural de nuestro pueblo, sus Conocimientos Ancestrales, riqueza cultural originaria en pleno proceso de descubrimiento, y finalmente poner al servicio de la humanidad. Toda esta realidad múltiple y compleja está hoy sistematizada, en una Nueva Sociedad Civil, Local, Real, emerge desde las profundidades de nuestra “sociedad de las habilidades”, sociedad cuna y raíz de talentos, es el verdadero puente con derecho al futuro. Ahora – expresamos en voz alta - es necesario, importante, urgente el apoyo, protección y difusión de la Municipalidad Provincial y Distritales, Clubes y Asociaciones Culturales, Medios de Comunicación y por supuesto el Gobierno Regional para nuestra presentación e ingreso por la “puerta grande” a la Modernidad.

El objetivo es estratégico, valorar la capacidad propia, el talento propio y colectivo, el conjunto de potencialidades de nuestra gente, los ciudadanos de a pie – actores sociales principales – de esta aventura social hacia el nuevo milenio, puesto que el capital humano está presente, pero hay que prepararlo, capacitarlo, orientarlo: recuperar, valorar nuestro rico y extraordinario capital cultural, vivo, dinámico, presente por generaciones; reencontrar e impulsar la gran dimensión e importancia que hoy tiene descubrir – poner en valor – nuestro capital social, - su grandeza, valoración, performance en el tiempo histórico y proyectarla en el proceso global del “Desenclave Cultural” – no somos los únicos que queremos llegar al mundo, hoy existen, trabajan, se organizan y presentan ante el mundo, millones de pueblos, todos en el escenario complejo y competitivo de la globalización. Aquí junto a la gastronomía nuestra, empalma, ingresa por la “puerta grande” de nuestra sociedad de las habilidades, el Turismo, somos un pueblo, un conjunto de barrios y anexos, comunidades históricas, escenario extraordinario para estas “nuevas actividades” que presentamos al mundo:

El Turismo Andino: nuestra gran alternativa en el presente siglo es el Turismo Rural Comunitario -  nuestro Territorio, provincial, visto en su conjunto (eje cultural) es realmente extraordinario, por su biodiversidad (lagunas, agua, minería, nevados, valles inter-andinos, Apus, Cañón natural propio, diversidad de recursos naturales, clima, pisos ecológicos, flora y fauna, así como el invalorable cariño, respeto, amor de nuestra gente),   su incomparable riqueza cultural, un verdadero tesoro es hoy, nuestros Conocimientos Ancestrales, – saberes populares, historia social, tradiciones, prácticas comunitarias: trabajo, sembrío, cosechas, crianza de ganado, fiestas populares, religiosas, construcciones; música, danzas, usos costumbres. Fiestas religiosas y populares, - Aniversario Cívico, Fiesta Patronal, Carnavales-: turismo de aventura, turismo rural comunitario, rural con-vivencial, turismo histórico-cultural, gastronómico, religioso, encuentran un escenario local comunitario de extraordinaria calidad cultural, gigante en el tiempo por su conservación en generaciones sucesivas y hoy verdadero tesoro de nuestra cultura popular Universal.


Carnaval chuquibambino. El Barrio de Belén – “Belén te llevo en mi corazón” – con su Danza originaria y ganador del WIFALA 2012.
***
3.- Es importante e impostergable, construir el “Clúster” del queso
     Chuquibambino.

Sin duda alguna, una “tercera puerta” de ingreso hacia la Modernidad, pero tomando como plataforma interna una diversidad de pequeñas y micro producciones primarias, representa hoy, para los agricultores, en especial para los lecheros, productores de queso, - en diversas formas – mantequilla, yogurt, etc. La construcción y formalización de un “clúster” quesero, con la finalidad de organizar, unificar, centralizar su producción, así como dinamizar y agilizar la comercialización, abriendo nuevos mercados, fortaleciendo economías primarias y generando confianza en todos los productores al abrirse “nuevos” mercados y consolidar diversas formas de producción. Conjunto de contextos sociales “nuevos”, diferentes,  escenario donde desde sus propias raíces surgen nuevas formas de comunicación intercultural y la forja – nacimiento – de nuevos Líderes sociales y humanistas. Pero mejor, debemos saber que es un Clúster.

“Un clúster industrial (o simplemente clúster) es un concepto nacido a principios de la década de los 90' como herramienta para el análisis de aquellos factores que permiten a una industria específica incorporar nuevos eslabones en su cadena productiva, los factores que determinan el uso de nuevas tecnologías  en sus procesos, y los factores determinantes de la generación de actividades de aglomeración. Estas ideas provienen del trabajo pionero de Michael Porter  y colaboradores quienes analizan la adquisición —por parte de concentraciones territoriales de empresas— de ventajas comparativas  en ciertos sectores del  comercio manufacturero mundial. En este contexto, Porter define «clúster» como concentraciones de empresas e instituciones interconectadas en un campo particular para la competencias, pudiéndose observar en el mundo gran variedad de clústeres en industrias como la automotriz, tecnologías de la información, turismo, servicios de negocios, minería, petróleo y gas, productos agrícolas, transporte, productos manufactureros y logística, entre otros”.


El “clúster industrial”, concentración de todas las pequeñas “empresas” productoras, en una sola industria productiva, viene la innovación tecnológica, mejora la calidad, es más competitiva en el mercado y obtiene mejor reconocimiento del público consumidor. El productor es el gran triunfador.
***
La construcción social de un “clúster” del queso, es con una doble finalidad estratégica interna y externa, pero en ambos fines está el Ciudadano chuquibambino productor de leche – instancia social donde (in)surge un Nuevo  Liderazgo,  extraordinario es este proceso productivo: Centralizar la producción de leche, garantizar  la compra diaria de toda la leche – favorece al ganadero lechero porque le otorga confianza, al tener a quien vender su producto, y él mismo ser garante de confianza del micro-crédito – las micro-finanzas, cajas rurales, ONG en la comercialización y el asegurar nuevos mercados, con una micro-producción, segura, de calidad y eficiencia en su producción -. El productor de leche, - llevando por dentro una riqueza propia y originaria de un liderazgo emergente - al tener asegurado la venta de su producto: leche, ahora también tiene garantía para tener mano de obra. No tecnificada, pero de especialidad primaria y abrir otras oportunidades en la agricultura, ganadería, pastoreo,  educación de sus hijos,  transporte, logra apertura nuevos ámbitos de comunicación intercultural, en toda la provincia, con la finalidad central, conjunción y centralización productiva en un solo “clúster industrial” cómo se ve, en esta primera alternativa el “clúster” jala, concentra, sistematiza varias ramas conexas de producción, comercialización como el fortalecimiento de instituciones en el “pequeño mundo” de su producción y comercialización.
La segunda alternativa externa tiene un doble sentido, por una parte garantiza la venta del producto bandera, el queso chuquibambino, abriendo mercado regional y nacional, dependiendo ello de la calidad de su producción, que sin duda será importante por la centralización de su producción y la unidad de su comercialización ( No como ahora, que existen más de 15 o 20  queserías – unas muy pequeñas, otras regulares – y cada una produce, o compra la leche, cada una asume su producción y comercialización del queso, por lo general el intermediario se los “come vivos” y al final, presionado por los compromisos sobre todo bancarios, tiene que aceptar la oferta; igual, pasa hoy con otros productos, orégano, maíz morado, papas, semilla de alfalfa, etc. – separados, en lo fundamental no aseguran continuidad, cantidad y calidad en la producción). En el mundo “rural-urbano” de la “vieja” sociedad tradicional el pequeño o mediano productor, está sometido a las leyes del mercado, donde el que gana siempre es el intermediario.


Calidad y buen mantenimiento para una buena producción de leche del ganado lechero, propiedad de los agricultores y ganaderos chuquibambinos. Siempre ha existido un buen impulso local por mejorar el ganado y la producción.
*****
Consideramos ahora, ciertas ventajas del clúster:”Queso chuquibambino”. Crear y desarrollar CONFIANZA es lo principal y fundamental. Es el cimiento y columna vertebral de nuestra “aventura” productiva. Confianza en nosotros – productores – en lo social – el conjunto de productores, apoyarnos, solidaridad entre todos – e institucional – ahora el Clúster es el centro productivo que nos pertenece. Entre las más importantes y visibles, de experiencias nacionales e internacionales, son las siguientes:

1.- Garantiza la compra de toda la producción local de la leche.
2.- El productor de leche tiende a mejorar su ganado vacuno.
3.- Crea confianza en el productor de leche, porque tiene la compra segura de su producción, a precios del mercado.
4.- Centraliza toda la producción en una sola industria local.
5.- (in)surgen por las propias obligaciones a cumplir, nuevos líderes que asumen directamente la conducción de la “Empresa” y  para la capacitación del capital humano – Gerencia, productores, trabajadores – establece Convenios regionales, (Gobierno Regional, Universidades, ONGs) nacionales (Ministerios, Universidades, ONGs), e incluso internacionales. Banco Interamericano de Desarrollo BID (Área de apoyo y financiamiento de la pequeña y micro empresa agraria) Vía Campesina, etc.
6.- Mejora notablemente la calidad de la producción, innovación tecnológica con la finalidad de ser muy competitivos en el mercado regional y nacional.
7.- Crea nuevos puestos de trabajo, con salarios de calidad y derechos sociales de todos los que pertenecen al Clúster.
8.- Una propuesta concreta a partir de las alianzas con las ONGs, la Caja Arequipa, Pequeña Empresa, Caja Rural y otras es el impulso que debe dar el capital de la micro-finanzas, trabajando directamente con los productores y con el propio clúster, abrir nuevos mercados y consolidar los existentes.
9.- La producción total lleva un solo nombre como industria láctea. Hoy en tiempos de la globalización neoliberal, - el mercado único global - la única forma de “sobrevivir” y ser competitivos, como pequeños productores es Asociándonos – producir colectivamente – Juntos seremos fuertes, separados, no somos nada. La competencia tiene rostro “delincuencial” porque no creen en nada.
10.- Esta forma de organización y centralización productiva, incentiva a otros sectores, que también deben organizarse en una sola “Empresa” Clúster: Turismo, transporte, Alojamientos – unificando los precios -. Pero no en la gastronomía –nuestra cocina debe seguir siendo separada, diversa, creativa, precisamente ahí radica su importancia original de ser una alimentación sana y saludable y de profundo respeto a nuestra Madre Tierra.
11.- Esta propuesta no es inventada, es simplemente considerada como ejemplo de ser hoy un mecanismo para forjar y construir un camino de diversificación de la producción local, fortalecer desde diversos ámbitos la economía local. Sólo siendo fuertes desde lo local, tenemos todas las posibilidades de potenciar nuestra cultura local en el proceso del “Desenclave Cultural” hacia el mundo y encontrarnos con miles de miles - la diversidad cultural local, puesta en el mundo global -. Nuestra Sociedad Civil local, como Poder Local- empoderado -  ahora sí tendrá el impulso y la fuerza necesaria en el complejo y desigual, escenario regional y nacional.

El clúster en una sociedad de economías locales y regionales ahogadas por el mercado y las leyes del neoliberalismo, representa un serio, fuerte y trabajado proceso, alternativa de un conjunto de pequeños y medianos productores, intentando hacerle “pelea” desde abajo al “monstruo” del mercado competitivo de la globalización neoliberal. Con seguridad que si se trabaja con honestidad, honradez, construyendo en todo el proceso confianza en sí mismo, en los demás y en las instituciones que aparecen en su camino, pero a su vez forjando una cultura del mediano y largo plazo, estamos plenamente convencidos que al final, todos ganan, pero a su vez, este éxito construido desde abajo, sirve como plataforma de presentación, para los dos primeros objetivos principales: Cocina y Turismo.
a.- La cocina chuquibambina, patrimonio cultural de todos nuestros pueblos, comunidades, anexos, barrios, distritos, de nuestra población tradicional, donde destaca de lejos las “manos benditas” y la extraordinaria “sabiduría” de nuestras “antiguas” cocineras, realidad que en toda su complejidad se conecta rápidamente con el éxito del producto bandera, el Queso, que sin duda mejorará la mesa de nuestra propia oferta gastronómica y dará mayor confianza a la población activa participativa en el proceso de construir una Nueva Plataforma Local – básicamente cultural – y ser parte activa y decidida en el largo proceso de nuestra revolución gastronómica nacional. Ahí estamos Chuquibamba, nos espera, con todo un mundo originario, un “paraíso” cultural  tradicional, como puentes principales de ingreso hacia la Modernidad.
b.- La plataforma social construida por el clúster en la producción y comercialización del queso, representa una nueva y distinta realidad, producto de los procesos sociales anteriores, y que ahora sirve de extraordinaria palanca de presentación, difusión y apertura de nuevos escenarios originarios, tradicionales para el Turismo Rural Comunitario, - y el conjunto de especialidades y alternativas turísticas, propias que nos presentan como sociedad de las habilidades, potencializando su originalidad, tradición como raíz, fuente, manantial de nuestra reconocida y valorada historia y memoria social, semillero de talentos, donde nuestras poblaciones de comunidades, anexos, barrios, distritos y nuestra propia ciudad capital, brindan y presentan a los turistas lo mejor de lo que tienen, lo propio y lo que les pertenece por historia, y siempre contando con el patrocinio de los organismos locales y regionales especializados, así como las Instituciones: Universidades, Municipios, Gobierno Regional, Ministerios, etc.
La Ciudad de Chuquibamba, la Provincia  de Condesuyos – con sus 8 distritos – representa y constituye hoy un “paraíso” originario, por  calidad, amistad, amor y sencillez de su gente, por el inmenso valor originario e histórico de su territorio – aún no descubierto en su grandeza cultural – por la rica y extraordinaria calidad de su cultura local y la identidad cultural colectiva de sus pueblos, por la existencia de un “mundo” invisibilizado de biodiversidad,-  plantas, animales, agua, tierras de cultivo, pastoreo, ríos, cañones, apus, nevados, pisos ecológicos, - producción del chuño - cordillera de los andes que circunda y “protege” a sus poblaciones -, por la permanencia aún en el tejido social de nuestra “vieja” sociedad de las redes sociales, depositarias originales de la grandeza, valoración e historia de nuestros Conocimientos Ancestrales.

La Trilla, trabajo y costumbre ancestral, practicada a lo largo de nuestra historia por agricultores, campesinos y jornaleros. La construcción de la era, es el primer paso de jornaleros “expertos” en este trabajo; después viene unos días de seca de trigo y/o cebada cortada, por campesinos (mano de obra especializada) vienen ahora, otros “especialistas” hacer rotar o girar los caballos alrededor de la era, (extraordinaria costumbre, participación alegre y festiva de los trabajadores y familia del agricultor. Se trilla hasta conseguir el grano, y la “granza” que sale de la trilla, servirá, para hacer colchones, almohadas para los propios agricultores y campesinos. Se danza fuera de la era, “viejos” hombres del campo tocan  lindas melodías, canciones relacionadas con esta fiesta popular, Como suenan, lloran y festejan las guitarras. Una verdadera tradición, camino a desaparecer. Pablo Raúl.
***
4.- Chuquibamba, sus agricultores, ganaderos, campesinos. La alimentación sana y saludable.
La resistencia cultural desde la agricultura y la Vía campesina.
El Gobierno peruano con fecha 16 de mayo del presente año, Promulgó La Ley 30021 de “Promoción de la Alimentación Saludable para Niños, Niñas y Adolescentes”. Ley que manda en resumen, que la publicidad no sea manipuladora y mentirosa, farsante y engañosa. Difícilmente algunos de nosotros como Profesionales, como Maestros, como Padres y Madres de Familia responsables de la salud de los niños – pero también de los adultos – puede disentir, dudar o estar opuesto a este mandato. Pero la ley no sólo regula – no prohíbe – la publicidad – sino que expresa entre otros puntos principales lo siguiente:
Dispone que el Ministerio de Educación debe promover la enseñanza de la alimentación saludable incorporando – en el diseño curricular nacional de la Educación básica regular y de la educación no escolarizada, programas de promoción de hábitos alimentarios que contribuyan a mejorar los niveles de nutrición (Art. 4). El Ministerio de Salud a su turno, apoyará además en extenderlo a los padres de familia. La Ley también dispone que los kioscos y los comedores escolares brindarán – exclusivamente alimentos y bebidas saludables (art. 6).Igualmente la Ley establece que en todos los niveles de la Educación básica regular se promoverá – la práctica de la actividad física de los alumnos – y que los gobiernos Locales fomentaran “la implementación de juegos infantiles en parques y espacios públicos”. (art. 7).
En la actualidad en el mundo de la globalización neoliberal – de la economía libre del mercado único – más de mil doscientos millones de personas sufren hambre (Informe de la FAO) en tal sentido desde el año de 1974, la FAO reconociendo que el hambre es un problema que ningún país está hoy, sobre todo cuando la crisis global estructural del capitalismo crea consecuencias sumamente graves para el ser humano: hambre, desnutrición, miseria, desempleo mundial, desigualdad económico social global, sub-empleo, salarios de sobrevivencia, empleo precario – los nuevos esclavos asalariados del siglo XXI – violencia, inseguridad, etc. Entonces plantearon la necesidad de garantizar la Seguridad Alimentaria y en su reunión Cumbre de 1996, la definieron como:
“La seguridad alimentaria existe cuando todas las personas tienen en todo momento, acceso físico, social y económico a alimentos suficientes, inocuos y nutritivos que satisfacen sus necesidades energéticas diarias y preferencias alimentarias para llevar una vida activa y sana”. Es decir, que la seguridad alimentaria, se fortalece en cuatro pilares centrales: disponibilidad, acceso, utilización y estabilidad.
En cambio la Vía Campesina en 1996 como red mundial de organizaciones campesinas, adoptó otro concepto diferente sobre el tema, llamando Soberanía Alimentaria. La definición actual que manejan a nivel mundial es la siguiente:
“La soberanía alimentaria es el derecho fundamental de todos los pueblos, naciones y Estados a controlar sus alimentos y sus sistemas alimentarios y a decidir sus políticas asegurando a cada uno alimentos de calidad, adecuados, accesibles, nutritivos y culturalmente apropiados. Ello incluye el derecho de los pueblos para definir sus formas de producción, uso e intercambio, tanto a nivel local como internacional”.
En la coyuntura actual de Promoción de nuestra gastronomía – la cocina propia, original, auténtica, sana, saludable, de pleno y absoluto respeto a la Madre Tierra, como  nuestro primer objetivo estratégico de hacer conocer nuestra y presentar ante el mundo a nuestra cultura local – gastronomía, territorios aun no descubiertos, pero “paraísos”  originarios de la cultura universal, ámbitos diversos para el turismo andino rural en todas sus manifestaciones, la formación y construcción social del primer clúster del queso, la defensa, protección de nuestra cultura, como la práctica permanente de la alimentación sana y saludable, todos elementos y prácticas principales en el proceso histórico de resistencia cultural. Ahora la Ley de Alimentación Saludable, la FAO y la Seguridad Alimentaria, así como la Vía Campesina y su lucha estratégica por la defensa de la Soberanía Alimentaria, nos brindan en conjunto los mecanismos necesarios, porque hoy es importante para la ganadería, agricultura, cocina, alimentación, producción de queso y el Clúster y el la diversidad de actividades primarias de sobrevivencia que desarrolla nuestra gente, nuestro pueblo en el diario acontecer de su vida cotidiana.


Nuestra campiña, centro de producción sana, limpia, tierra de cultivo, de productos agrícolas;- maíz, papa, habas, trigo, orégano, etc.;  agricultura de buena calidad – alfalfa, maíz forrajero, cebada, trigo, avena, etc.-  para nuestra buena ganadería. Artesanos, campesinos, jornaleros, camayos, vaqueros, todos conjuntamente en la vida diaria con sus costumbres y tradiciones, formas de trabajo colectivo contribuyen en un proceso local –  empoderamiento global – de alimentación soberana, sana, saludable como derecho de nuestro pueblo.
*****
4.1.- Qué es la Vía Campesina?.-

 La Vía Campesina es un movimiento internacional de campesinos y campesinas, pequeños y medianos productores, mujeres rurales, indígenas, gente sin tierra, jóvenes rurales y trabajadores agrícolas. Asumen la defensa  de los valores y los intereses básicos de todos sus miembros. Representa en la actualidad un movimiento autónomo, plural, multicultural, independiente, sin ninguna afiliación política, económica o de otro tipo. Las 148 organizaciones que forman la Vía Campesina vienen de 69 países de Asia, África, Europa y el continente Americano. ¿Cuál es su objetivo?  Desarrollar la solidaridad, la unidad en la diversidad entre las organizaciones miembros para promover las relaciones económicas de igualdad, de paridad de género, de justicia social, la preservación y conquista de la tierra, del agua, de las semillas y otros recursos naturales; la soberanía alimentaria; la producción agrícola sostenible y una igualdad basada en la producción a pequeña y mediana escala.
¿Qué es lo que defienden?. El modelo campesino de producción de alimentos sanos. La Vía Campesina promueve un modelo campesino basado en la agricultura y en la producción sustentable, con recursos locales, en armonía con la cultura y las tradiciones locales. Los productores y productoras usan la experiencia acumulada y el conocimiento de nuestros recursos, obtenemos la óptima cantidad y la mejor calidad de alimentos con muy pocos insumos externos. Su producción es principalmente para consumo familiar, para la venta en los mercados locales y naciones, y el excedente a los mercados solidarios.

La Soberanía Alimentaria de los pueblos, es el derecho de los pueblos, los países y las uniones de Estados, a definir sus políticas agropecuarias y de producción de alimentos sin imponer el 'dumping' a terceros países. Soberanía alimentaria es organizar la producción y el consumo de alimentos de acuerdo a las necesidades de las comunidades locales otorgando prioridad a la producción y el consumo locales domésticos. Soberanía Alimentaria, incluye el derecho de proteger y regular su producción nacional agrícola y ganadera, así como a proteger sus mercados domésticos del dumping de los excedentes agrícolas y de las importaciones a bajos precios de otros países. Campesinos, sin tierra, productores rurales deben tener acceso a tierra, agua, semillas, recursos productivos y servicios públicos adecuados. La Soberanía Alimentaria y la sustentabilidad son elementos altamente prioritarios antes que, las políticas de comercio.

4.2.-  Ejes de Trabajo. Los ejes de trabajo de la Vía Campesina son la soberanía aliemntaria, la reforma agraria y la biodiversidad. 
Los Ejes de Trabajo principales, centrales de la Vía campesina, hoy en tiempos de la crisis general del capitalismo transnacional, tiempos de la globalización neoliberal, representan tres ejes centrales: Soberanía alimentaria, reforma agraria – campesinos sin tierra de Brasil, Bolivia, Chile, etc. – y la defensa y protección de la biodiversidad. Es decir, los recursos genéticos, la situación de las mujeres jornaleras, los  derechos humanos, las migraciones, los trabajadores rurales y la agricultura sostenible. La Vía Campesina lanzó el concepto de la soberanía alimentaria en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de 199. La idea fue creciendo y actualmente forma un movimiento popular global promovido por una gran variedad de sectores sociales tales como pobres de las grandes ciudades, grupos medioambientales, grupos de consumidores, asociaciones de mujeres, pescadores, pastores y otros muchos sectores. Además, cuenta con el reconocimiento de numerosas instituciones y gobiernos.

La soberanía alimentaria es el derecho de los pueblos a alimentos sanos y culturalmente adecuados, producidos mediante métodos sostenibles, así como su derecho a definir sus propios sistemas agrícolas y alimentarios. Desarrolla un modelo de producción campesina sostenible que favorece a las comunidades y su medio ambiente. Sitúa las aspiraciones, necesidades y formas de vida de aquellos que producen, distribuyen y consumen los alimentos en el centro de los sistemas alimentarios y de las políticas alimentarias, por delante de las demandas de mercados y empresas. La soberanía alimentaria da prioridad a la producción y consumo local de alimentos. Proporciona a un país el derecho de proteger a sus productores locales de las importaciones baratas y controlar la producción. Garantiza que los derechos de uso y gestión de tierras, territorios, agua, semillas, ganado y biodiversidad estén en manos de quien produce alimentos y no del sector empresarial. Así, la implementación de una auténtica reforma agraria constituye una de las prioridades del movimiento campesino. La soberanía alimentaria se presenta hoy en día como una de las repuestas más consideradas a las actuales crisis alimentarias, sociales y climáticas.

En la coyuntura actual de la crisis global, estructural, sobre todo lo relacionado a las graves y profundas consecuencias que ya origina el cambio climático global – crisis del agua ( que nuestro pueblo y comunidades si ya lo tienen presente, de ahí la necesidad impostergable de hacer realidad la Irrigación Arma), el grave problema presente en nuestra agricultura que comienza a originar la presencia de la minería informal e ilegal, la contaminación del medio ambiente y en forma encubierta como se van diluyendo nuestras tradiciones, costumbres, usos,  formas de trabajo, actividades primario productivas – ganadería, lecherío, agricultura, pastoreo, artesanía – e incluso formas de representación y organizaciones naturales, primarias, originarias, proceso social y cultural que pone en peligro nuestra cultura local  que nos obliga a trabajar con instituciones locales, clubes distritales, provincial.

Campiña, la andenería ancestral es parte del territorio de nuestra Provincia aún no valorado en su verdadera importancia y trascendencia de la vida diaria del agricultor y ganadero chuquibambino.
*****
Por todo lo expresado, consideramos que  sí es interés principal de nuestra Provincia, de su población, sus comunidades campesinas, los barrios de nuestra ciudad ingresar, forjando, construyendo camino propio de desarrollo hacia la Modernidad, proceso en el cual los Líderes que (in)surjan, asumen el trabajo, teniendo como ejes centrales la defensa, protección de nuestra cultura local, de nuestra identidad cultural colectiva conservando como ejes centrales en lo posible, nuestra agricultura, ganadería, gastronomía, cocina y comida sana; el respeto y protección de nuestra biodiversidad en todos sus campos, manifestaciones, etc. ; mantener en el sitial de un reconocimiento y valoración directa de nuestros conocimientos ancestrales – verdadera fuente inagotable de nuestra cultura local y en la coyuntura actual elementos centrales para consolidar un proceso interno de resistencia cultural, plataforma principal para presentar ante el mundo este “paraíso” terrenal de territorios naturales y culturales, invisibilizados aún en los primeros años del nuevo milenio.
La Vía Campesina, como organización y representación local-regional-mundial de defensa y protección de la economía local, la comida sana, saludable, propia – base principal hoy de nuestra gastronomía, proceso interno para potencializar la construcción social y cultural del “Clúster” del Queso – nuestro producto bandera, hoy en el competitivo mercado regional y nacional; asume la defensa y protección de recursos genéticos, la situación de las mujeres jornaleras, los derechos humanos, las migraciones, los trabajadores rurales y la agricultura sostenible. ( La coyuntura regional-global de un “nuevo” proceso de retorno a la feudalización agrícola, impulsada mundialmente por el proceso de expropiación, arrendamiento e hipotecas de grandes extensiones de tierras de cultivo para la producción de etanol –  y junto, pero del propio proceso global del “Consenso de los Commodities”, comienza en nuestro país a presentarse las corporaciones transnacionales  genéticas, que definitivamente atacaran brutalmente nuestra agricultura y pondrán en peligro nuestra agricultura sana, saludable y sustentable). Por ello es urgente y necesario en ser parte activa y decisiva de la Vía Campesina.
En la segunda década del siglo XXI, presenciamos muy preocupados que internamente en nuestra Provincia, está presente un proceso desnaturalizado, heterodoxo, irregular, como es la presencia fuerte, arrolladora, de la minería informal e ilegal – aún no influye en la contaminación ambiental y menos no existe en el momento el uso ilegal del agua, pero, pero…. – pero en cambio notamos dos fenómenos sociales nuevos: el incentivo y dinamismo del comercio interno – básicamente de tipo alimenticio – seguido de la ausencia “total” de mano de obra para la agricultura, producción de leche y ganadería. No hay trabajadores jóvenes. Dónde están. En la minería. Otro sector preocupante es que no  existe ninguna alternativa o propuesta del conjunto de organizaciones naturales de la población y menos aún de las autoridades (Municipio, Región) en relación a la progresiva desaparición del servicio de ganado equino. No hay caballos y su aparejo correspondiente – los herreros desaparecieron – y hoy existe el servicio carreteras hacia anexos y distritos, surgen las motos del pequeño agricultor y la camionetas de 4x4 para los medianos agricultores y ganaderos-.  Chuquibamba en la historia local y regional ha sido y sigue siendo reconocida como la tierra de las grandes e históricos “chalanes”, jinetes, arrieros y ganaderos – con su fuerza interna, resistencia y grandeza, unieron el sur andino, como arrieros, ganaderos y agricultores -.
No queremos ingresar a la modernidad por el camino de la destrucción o deformación de nuestra vida cotidiana, cultura, costumbres, usos y tradiciones. Nuestra plataforma principal, se fundamenta y sustenta en el proceso de conservación y fortalecimiento de nuestra cultura local e identidad cultural colectiva, enriquecer, dinamizar, valorar todo lo que hoy está presente en la vida de nuestro pueblo, comunidades, barrios, anexos, distritos y sobre esa base proyectarnos hacia el futuro, estrategia bien planificada, que sin duda alguna es nuestra, el mundo originario,  las comunidades históricas, los pueblos del mundo en el proceso del “Desenclave Cultural” construyen y fortalecen su propio camino, alternativa de una nueva civilización ante un sistema que se destruye y extermina a millones de seres humanos de formas diferentes. El camino y las alternativas sociales, políticas, culturales y ambientales que presenta la Vía Campesina es un buen mecanismo, para no encerrarnos en lo nuestro, local, propio, como si ese fuere nuestro “paradero final”. NO. Tenemos que llegar al competitivo mercado mundial, pero fortaleciendo, potenciando lo nuestro, lo que nos pertenece como patrimonio cultural de la humanidad –  hoy es un verdadero poder -, alternativa propia de desarrollo, pero aún invisibilizado por intereses subalternos de los poderes fácticos y presentarlo en el mundo de la globalización.
Por todo ello, potencializando desde dentro y con la participación ciudadana de nuestras poblaciones, ampliando los ámbitos de la comunicación intercultural, una vez más expresamos, estamos plenamente seguros, que ahora sí, si verdaderamente descubrimos el inmenso valor cultural, social, único y originario que tiene en su conjunto nuestros Capitales: Territorial, Humano, Cultural y Social, - que actúa, convive, se enriquece, potencializa, dialécticamente en el llamado “cuádruple circuito infernal: Cultura, Identidad, Comunicación y Biodiversidad” - estaremos ingresando con pie firme, fiel a nuestra cultura, leal a nuestras tradiciones, por un nuevo camino hacia una Nueva, distinta y superior forma de Democracia, participativa, asociacionista, ciudadana, solidaria, sustentable, fuente potencial y Paradigma de un poder local emergente, hacia el  mundo de la Modernidad, como derecho al futuro que es nuestro en el proceso de construcción de un Perú Nuevo en un Mundo Nuevo.
AQP. Domingo 9 de junio del 2013.


Pablo Raúl Fernández Llerena.*

Dr. en Sociología.
MS.c en Comunicación.
Sociólogo. Politólogo.
Bachiller en Sociología.
Bachiller en Ciencias de la Educación.
Doctorado en Educación.(Estudios terminados).
Diplomado en Gobernabilidad, Gobernanza y 
  Gerencia Social (Siglo XXI).
Colegio de Sociólogos del Perú.
Matr. 606. Consejo Regional Arequipa.
Email
*****

1 comentario:

jose manuel Moscoso Villena dijo...

Aruni, mediante el mitmaj o mitimae, fueron llevados a Ecuador cerca del Chimborazo por lo Incas al oponerse pacificamente a la conquista.